Miércoles, 16 de agosto de 2017
  • Viernes, 11 de agosto de 2017
  • Edición impresa

Mundial de Atletismo: para Braian Toledo no hubo clasificación

El lanzador de jabalina logró una marca de 75 m. con 29 cm., lo que fue insuficiente para acercarse a los mejores y quedó en el 19no. lugar. Por su parte, Bruno tampoco pudo meterse entre los mejores en la prueba de 1.500 metros.

Redacción LA

El lanzador de jabalina no pudo repetir lo que hizo en el Mundial de Pekín y en los Juegos de Río; además, el atleta de Concordia terminó 19° en las series preliminares y se clasificaban los 18 primeros

Braian Toledo no logró la clasificación a la final del lanzamiento de jabalina en el Mundial de Atletismo de Londres. La mejor marca del atleta de Marcos Paz fue de 75m29cm, una distancia insuficiente para acercarse a los mejores.

El argentino abandonó los Mundiales de atletismo de Londres asegurando estar “un poco triste y angustiado” al no haber podido lograr su clasificación para la final de lanzamiento de jabalina que se disputará mañana. 

El atleta bonaerense aseguró “no me pude encontrar. Vine a tirar de todo lo mejor de mí, pero esto fue lo mejor de mí hoy (por ayer)”, señaló un serio Toledo en la zona de entrevistas del Estadio Olímpico de Londres, después de no haber podido pasar de los 75,29 metros como mejor lanzamiento.

“Me voy un poco triste y angustiado porque estoy dejando todo de lado por esto”, prosiguió el lanzador argentino, que este año se trasladó a Finlandia en busca de una progresión en sus marcas.  

Ayer, sin embargo, Toledo se quedó lejos de acercarse a su mejor registro, los 83,32 metros que lanzó en 2015. “Aunque sé que es poco tiempo el que llevo (con el nuevo entrenador), pido disculpas, sobre todo, a mi familia si los defraudé”, dijo Toledo. 

“El nivel está muy alto acá. Por primera vez hay 13 lanzadores en la final y hay que ponerse a ese nivel. Pero hoy (poer ayer) dejé lo mejor que tenía y otros fueron mejores”, concluyó el lanzador argentino, decepcionado por ser uno de esos 13 hombres que el sábado se disputarán la corona de la jabalina.

1.500 metros

Por su parte, Federico Bruno, con un tiempo de 3m43s16/100, redondeó una gran carrera y finalizó octavo en su serie. Pero apenas por seis centésimas no consiguió el pase a las semifinales de los 1500 metros. 

Al no entrar entre los seis primeros de la carrera que pasaban de forma automática a semifinales, Bruno debía confiar en su marca de 3:43.16, para ser repescado como uno de los seis mejores tiempos.

Pero el argentino tuvo al final el séptimo mejor tiempo, a seis centésimas del último repescado, el keniano Ronald Kwendi (3:43.10), que había entrado delante de él, como séptimo clasificado en la segunda serie, ganada por el bareiní Sadik Mikhou (3:42.12).

El argentino de 24 años, reciente campeón sudamericano de la distancia, que disputó el año pasado la prueba de maratón en los Juegos Olímpicos de Río-2016, no pudo acercarse a su récord nacional de 3:38.35, logrado en 2015, ni a su mejor marca esta temporada (3:38.49).

 

Belén Casetta buscará la hazaña en la final

Belén Casetta no la tendrá fácil en la final de los 3000 metros con obstáculos que se correrá hoy  a las 17.25 (hora argentina). Tras superar la serie de clasificación con récord sudamericano (9m35s78/100), y quedar entre los 12 mejores tiempos de las 40 
participantes, largará con la peor marca previa de las 15 que integran la grilla.

Y para apuntar a una medalla, algo que confiesa que es “difícil, pero no imposible”, deberá acercarse a los nueve minutos. Una carrera contra el reloj en la que tendría que bajar 35 segundos el récord del miércoles. La keniata Chepteek Chespol, de apenas 18 años, fue la vencedora de su serie con un tiempo de 9m27s35/100.

La africana posee la mejor marca de la temporada (8m58s78/100) y la segunda de la historia, y es la candidata al oro.