Espectáculos Domingo, 10 de febrero de 2019 | Edición impresa

Woody Allen, contraataca justo en el ojo de la tormenta

El director demandó a Amazon por 68 millones dólares porque la plataforma se niega a estrenar su última película: “A rainy day in New York".

Por Pablo O. Scholz

Pensar que van a ser 40 años. Cuando se estrenaba “Manhattan”, el mundo festejaba a Woody Allen y nadie lo acusaba de que su personaje, un divorciado de más de 40 años, salía con una joven de 17 (Mariel Hemingway) y se enamoraba de la amante de su mejor amigo.

Hace mucho menos tiempo, poco más de un año, en enero de 2018, se estrenaba en la Argentina la anteúltima película dirigida por Allen. “La rueda de la maravilla”, con Kate Winslet y Justin Timberlake, cumplía con el rito casi sagrado del realizador de estrenar un filme por año.

 

La secuencia era como un loop: redactaba su guión en su máquina de escribir portátil -nunca prendió una Mac-, entregaba el guión diseccionado, pero por escenas y diálogos a sus actores, de acuerdo a la parte que les tocaba a cada uno, rodaba, editaba y estrenaba. Así, año tras año.

Pero este 2019 no tendremos película de Allen para ver, por más que “A rainy day in New York” la haya terminado hace mucho.

No sólo los argentinos; nadie en todo el mundo la podrá ver, porque Amazon, que produjo la película, decidió no estrenarla.

Y Woody Allen, tras un largo silencio desde junio del año pasado, decidió demandar al gigante del entretenimiento por algo de dinero. Son 68 los millones de dólares que pide. “Amazon ha intentado justificar su acción haciendo referencia a una acusación sin fundamento de hace 25 años en contra de Allen, pero esa acusación ya era bien conocida por Amazon, antes de que Amazon alcanzara cuatro acuerdos con Allen”, se lee en la demanda presentada por sus abogados y recogida por Variety.

 

Para los que lo olvidaron, Mia Farrow, que era su esposa, por 1992 alegó en medio del proceso de separación que Allen había abusado de Dylan, a quien habían adoptado juntos.

Parece que mientras se estrenaba “La rueda de la maravilla” en nuestro país, y en plena eclosión del movimiento #MeToo en contra del acoso sexual, fue Amazon quien le propuso al realizador esperar y retrasar el estreno de su nuevo filme. Le propusieron atrasarla bastante. Hasta 2019. Allen no puso objeciones. Hasta ahora.

En junio del año pasado, Ajay Patel, de Amazon, le mandó un memorándum en el que daba por terminado el acuerdo entre la empresa y el director, que incluía la producción de cuatro largometrajes. Amazon le informaba que no tenía intención de distribuir ninguna de sus películas.

Lo que los abogados de Allen exigen cubriría los “pagos mínimos” de la producción de esos cuatro filmes, sumados a una compensación por daños y perjuicios y, claro, los honorarios de los abogados.

 

Pero si la noticia de la demanda le cayó como un balde de agua fría a Jeff Bezos, el dueño de Amazon, él mismo se encargó de hacer otra denuncia, esta vez contra el editor de la revista National Enquirer. Parece que David Pecker lo habría extorsionado para no publicar unos mensajes íntimos de Bezos con su nueva novia, Lauren Sanchez, la mujer por la que dejó a su esposa el mes pasado tras descubrirse su infidelidad.

Bezos, antes de que le llegara la cartita de los abogados de Allen, decidió “publicar exactamente lo que me enviaron, a pesar de la amenaza que supone a costo personal y de vergüenza, antes que capitular ante la extorsión y el chantaje... Si en mi posición no me puedo plantar ante este tipo de extorsión, ¿quién puede?”, dijo.

Sea como fuera, la trama del ¿último? opus de Allen, “A rainy day in New York” cuenta el romance entre una joven y un hombre adulto, casado y mujeriego...

Elenco, a “A rainy...”, no le falta: Timothée Chalamet, (que avisó que donaba todo su salario a LGBT Center in New York, Time’s Up y a RAINN, lo mismo que Rebecca Hill), Diego Luna, Elle Fanning , Jude Law, Selena Gomez... Lo que le falta es quién la estrene.