Arquitectura Viernes, 25 de mayo de 2018

“Winter is coming”

El invierno está llegando y nos preparamos para pasarlo en casa, acurrucados en una manta XXL, entre el Mundial y maratones de Netflix...

Por Laura Gilabert. Lic. en Diseño y diseñadora de interiores

Si todavía no viste “Juego de Tronos”, éste es el momento ideal, ya que con el frío nos recluimos lentamente en nuestros interiores y es por eso siempre buscamos darles un toque de confort y calidez con detalles dentro de la decoración. Les dejo algunos ítems para disfrutar de nuestros espacios en esta temporada de invierno que se acerca.

Texturas

Cuando hablamos de textura nos referimos a la sensación que se tiene al tocar los elementos, pero también existen texturas visuales que también nos generan efectos como si fueran táctiles.  Éstas pueden ir en los muebles, los pisos, paredes, mantas, almohadones y complementos en general.

Si las texturas utilizadas son suaves darán una sensación más delicada, mientras que si tienden a ser ásperas, darán una sensación más rústica. Por lo tanto, una habitación decorada con los mismos colores pero con diferentes texturas se sentirán y verán distintos. Siempre las vamos a utilizar con cierto balance para no perder la armonía del espacio.

Dentro de las diferentes texturas, las textiles van a tomar importancia en estos cambios temporales; por ejemplo los tapices y tejidos son válidos y toman una especial relevancia en esta época del año. Son una forma fantástica de añadir color, patrones y calidez a los muros o mobiliario.

Otra posibilidad de incorporar texturas es la mezcla de tejidos. El yute, mimbre, coco y ratán son ideales aplicados en objetos y muebles. La lana, lino, terciopelo y algodones utilizados en almohadones que combinen colores como el ultravioleta, el verde azulado, rosa, mostaza, visón y granate.

Las fibras naturales expresadas en las mantas XXL, crean una atmósfera placentera y cálida. Abrigar los sillones y butacas con tejidos gruesos en mantas, caminos, pies de cama de lana o piel sintética en colores cálidos como rojo, naranja o marrón para pasar buenos ratos y compartir en familia momentos de relax y diversión.

Mención aparate para el terciopelo: es idóneo para el mobiliario, aportando su textura  amorosa, brillante, suave y viene pisando fuerte en las tendencias actuales de la decoración. Aplicado en sillones o almohadones  se consigue un efecto suave y cálido, tanto con estampados o lisos.

Las alfombras

Son, sin duda, la pieza clave en la decoración de espacios en invierno, ya que automáticamente los convierte en más acogedores. Les sugiero elegir alfombras grandes y gruesas para cubrir parte del suelo. Pueden ser con aires étnicos, en yute, lana o elegantes alfombras de pelo artificial. Además ayudan a zonificar espacios y brindan un mayor confort, siendo ideales para proporcionar calor y crear calidez en el ambiente.

Negros  y grises

En el invierno, la estación con menos horas de luz al día del año, parece una contradicción apostar por un color oscuro… Sin embargo, el negro o el gris oscuro se encuentran entre las tendencias de diseño de la temporada, aportando atemporalidad y mucha clase y distinción. Estos colores tienen la capacidad de agregar carácter al espacio de forma instantánea. Contrastan a la perfección con muebles blancos y accesorios de madera, creando un espectacular contraste.

Los complementos

En cambios temporales de los interiores, tenemos que destacar los complementos, accesorios y adornos, porque son un recurso fácil y al alcance de todos para dar esos toques que ayudan a reflejar nuestra personalidad y nos hacen sentir dueños el espacio: los souvenirs de nuestros viajes (les recomiendo elegir un sector especial para ellos), fanales, velas, vajilla antigua y cualquier objeto con significado personal. 

También los cestos de mimbre o sombreros de fibras, elementos de cerámica en una  vuelta a lo artesanal, a lo hecho a mano y su valor, son complementos a considerar en esta temporada de invierno o cualquier época del año. Su elegancia y variedad de diseños le dan un aire vintage que va en concordancia con cualquier estilo.

Estas son algunas propuestas para abrigar a nuestros espacios interiores. Sobre todo, no olviden que nuestra casa es nuestro refugio: debe ser un fiel reflejo de quiénes somos y estar completamente a nuestro gusto, sin perder de vista la funcionalidad ni la durabilidad de lo que proyectamos.