Sociedad Jueves, 8 de noviembre de 2018

Aerolíneas: levantaron la medida de fuerza y se normalizan las operaciones en Mendoza

Trabajadores hicieron asambleas y más de 155 vuelos fueron afectados en el país. Quejas de los viajeros por las esperas y reprogramaciones.

Por Redacción LA / Télam

Los trabajadores de Aerolíneas Argentinas levantaron cerca de las 17 las asambleas que realizaban desde las 7 en aeropuertos de todo el país y que obligaron a cancelar alrededor de 155 vuelos, por lo que la actividad comenzará a reanudarse lentamente, aunque la normalización del servicio demandará varias horas, informaron fuentes aeronáuticas.

Los vuelos cancelados se reanudarán hacia la noche, al tiempo que los gremios levantaron las acciones gremiales, informaron fuentes e la empresa.

Ignacio Blanco / Los Andes

Los vuelos internacionales de esta noche están confirmados, agregaron las fuentes de la aerolínea de bandera, según las cuales no hubo negociación con los sindicatos.

En el aeropuerto El Plumerillo la situación distaba de ser normal este mediodía. “Acá nadie nos atiende, estamos completamente varados. Nos dijeron que hasta las 12 los trabajadores van a seguir en asamblea”, aseguró enojado a Los Andes uno de los afectados.

 
Ignacio Blanco / Los Andes

En el hall del aeropuerto mendocino, unos 300 viajeros esperaban este mediodía poder abordar sus respectivos vuelos. Recién cerca de las 17, los empleados de Aerolíneas volvieron a sus puestos de trabajo, aunque los vuelos debieron ser reprogramados, algo que desató enojo de los viajeros que pasó varias horas en la aeroestación El Plumerillo.

Este jueves más de 155 vuelos de Aerolíneas Argentinas debieron ser cancelados y otros demorados por asambleas de trabajadores de la empresa en distintos aeropuertos del país.

La medida de fuerza se llevó a delante por los gremios de pilotos (APLA y UALA), así como el personal de tierra agrupado en la Asociación del Personal Aeronáutico (APA), los técnicos de APTA y la Unión del Personal Superior (UPSA). El viernes 2, la semana pasada, hubo una medida similar del sexto gremio que agrupa a trabajadores de la empresa, la Asociación de Aeronavegantes (AAA).

 

Tanto el presidente Mauricio Macri como el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, cuestionaron la medida de los gremios y reclamaron un "diálogo inmediato con la empresa" para evitar mayores perjuicios a los pasajeros.

Ignacio Blanco / Los Andes

"Desde que Aerolíneas se estatizó, el Estado tiene que poner plata todos los meses para que funcione. Todas las líneas aéreas que funcionan acá y la mayoría del mundo no requieren que los ciudadanos de ese país, en este caso los argentinos, pongamos plata todos los meses", explicó el Presidente.

 

Mientras, Dietrich indicó que el Gobierno "esta haciendo un gran esfuerzo para apoyar a Aerolíneas, cuyos números se han visto afectados por la disparada del dólar y el aumento del combustible. Estas medidas provocan que los extranjeros no elijan volar por Aerolíneas ante medidas intempestivas de este tipo".

La empresa denunció ante el Ministerio de Producción y Trabajo a los gremios que paralizaron la actividad en Ezeiza, Aeroparque y numerosos aeropuertos del país. Lo hizo a través de una carta firmada por el gerente de Relaciones Laborales, Juan Abdo, y solicitó una "urgente intervención".

 

En un comunicado, en tanto, la empresa informó que "por una nueva medida de fuerza sorpresiva de los gremios aeronáuticos, Aerolíneas Argentinas se vio obligada a cancelar sus operaciones en la mañana de hoy" y que, por ese motivo, "fueron afectados más de 155 vuelos y unos 18.000 pasajeros".

Asimismo, indicó que la acción gremial "consistió en la realización de asambleas en los principales aeropuertos, impidiendo el normal desempeño de tareas".

Ignacio Blanco / Los Andes

En el comunicado, Aerolíneas Argentinas reiteró su "permanente vocación de diálogo con sus trabajadores", pero advirtió que "el reclamo gremial no fue acompañado de un planteo formal a la compañía, lo que impide la posibilidad de conversar sobre las diferencias que pudieran plantearse".

 
 

"La compañía hace sus mayores esfuerzos por reubicar a los pasajeros afectados en los vuelos más próximos a su programación original que sea posible", dijo la empresa.
No obstante, señaló que "podrán cambiar sus pasajes por otras fechas o destinos durante un lapso de 30 días, a través de la misma vía por la cual los compraron".

Los gremios, a su vez, reclamaron el pago de la totalidad de los salarios y la reapertura de las paritarias. En ese sentido el secretario general de la Asociación del Personal Técnico Aeronáutico (APTA), Ricardo Cirielli reclamó que "la empresa no pagó el 100% del salario". No obstante aclaró que "los compromisos asumidos desde el año pasado se venían cumpliendo correctamente".