Arquitectura Viernes, 20 de julio de 2018

Volvieron las aberturas de madera

Aparece en la actualidad una nueva tendencia que se hace cada vez más visible: las aberturas de madera retro.

La búsqueda de una nueva vivienda representa múltiples emociones y decisiones. Construir de cero, comprar una unidad usada o ir por una propuesta a estrenar. En todos los casos, se presenta un denominador común: agregar el sello personal que convierte el inmueble en hogar.

En ese proceso, la arquitectura y el diseño interior juegan un rol crucial: qué elegir, qué conservar y que desterrar. Aparece entonces una nueva tendencia que se hace cada vez más visible en todas las casas, independientemente de su origen y su edad: las aberturas de madera retro. En las edificaciones antiguas aparecen naturalmente, mientras que en las nuevas se convierten en aliadas que agregan una cuota de distinción al ambiente, enalteciéndolo y aportándole calidez. Ofrecen múltiples formatos: una o dos hojas, con vidrio repartido o simple, esmerilado o no, de interior o de exterior.

Algunos consejos para restaurarlas y protegerlas

En la mayoría de los casos nos encontramos con puertas, ventanas, marcos y zócalos que tienen varios años de pintura y ese es el trabajo que tiene más pasos. En primer lugar se recomienda aplicar un removedor y trabajar con una pistola de calor, ayudándose con una espátula.

La pintura se empieza a levantar y la madera comienza a aparecer. Si quedaran restos, se recomienda lijar para que los mismos desaparezcan por completo. Cuando las aberturas se encuentren totalmente libres de pintura se comienza con el trabajo de protección.

Si la madera está presente en el interior de casa, aplicar tres manos de protector. Los pinceles se lavan con agua y el trabajo de protección se puede hacer en un día gracias a su rápido secado.

En caso de que alguna de estas aberturas esté en el exterior con constante exposición al sol y la lluvia, se sugiere aplicar un producto de doble duración con filtro solar y alta resistencia.

Si se deseara conservar el color natural del noble material, proteger las aberturas con un producto en tono cristal. Ahora bien, si lo que se busca es sumar una cuota de color, la mejor opción es una solución que conserva las vetas de la madera y aporta una terminación blanca traslúcida.

Respetar el origen, su historia y la personalidad que estas aberturas de madera le dan a los espacios, es una tendencia que llegó para quedarse.

Fuente: Cetol