Fincas Sábado, 2 de junio de 2018

Varias economías regionales, en crisis

Un estudio de Coninagro detalla el contexto de cada actividad. Las producciones de peras y manzanas, leche y tabaco, complicadas.

Por Redacción LA

Esta semana Coninagro presentó su estudio mensual denominado “El Semáforo de las Economías Regionales” en la cual alerta que en mayo 11 sectores productivos tienen signos de crisis, sobre un total de 19 actividades relevadas.

Según el informe, los cultivos que presentan perspectivas favorables son el maní, que está en plena cosecha, ya que los precios son buenos y hay mercados demandantes. Algo similar ocurre con la mandioca, en un contexto de reanimación del mercado de Brasil como una plaza compradora.

En el caso de los bovinos, aclara Coninagro, se observa una recuperación de los mercados, pero con ciertos problemas por el aumento de precios de los balanceados.

En tanto, para el algodón, en plena cosecha, los precios están estables, pero la calidad de lo recolectado resulta dispar.

Entre las producciones que registran algún tipo de observación, sin llegar a estar en crisis, se encuentra la producción de aves, que enfrenta una posible sobreoferta, con costos en alza, al igual que en el caso de los porcinos.

Un punto de atención merece el caso de la miel que si bien ha recuperado mercados, enfrenta ahora costos más ajustados.

En el conjunto de las producciones con signos de crisis se encuentra la yerba mate, en el noreste del país con mercados estancados en momentos de cosecha, y el vino y el mosto, en la región de Cuyo, también con una nueva cosecha, pero con mejora en las ventas que aún no son suficientes para compensar la suba de costos, señaló el informe.

Para Coninagro, la suba de costos internos también afecta a la producción papa y de arroz, aunque en este último caso se le suma falta de financiamiento, mientras que las hortalizas, muestran insuficientes inversiones.

En el caso de los ovinos, en Corrientes, se observa una producción estancada, con pocas alternativas comerciales.

Por su parte, las recientes y abundantes lluvias afectaron no solo la cantidad, sino también la calidad de la soja entre otros granos, mientras que en el caso de los cítricos, el comienzo de la cosecha presenta un desempeño irregular, en tanto que el sector forestal, la sobre oferta continúa afectando negativamente los precios.

Por último, y no menos importante, los tres sectores que se encuentran en crisis son: el tabaco en Corrientes, que adolece de un problema de diversificación de la producción; peras y manzanas, en momentos de poda y que enfrentan altos costos, y la leche, con una caída en la producción en medio de un marcado endeudamiento.