Política Viernes, 10 de agosto de 2018

Uno por uno: quiénes son los mendocinos salpicados en los cuadernos de las coimas

Francisco Valenti, Roberto Dromi y Alejandro Ivanissevich son los tres que aparecen mencionados en las anotaciones del chofer de Baratta.

Por Redacción LA

La investigación de los “cuadernos de las coimas” durante el gobierno kirchnerista cada vez implica a más funcionarios y empresarios. En las últimas horas el ex juez federal Norberto Oyarbide sostuvo que fue presionado por el propio kirchnerismo para sobreseer al matrimonio de Néstor y Cristina en la causa de enriquecimiento ilícito; mientras que Juan Manuel Abal Medina, ex jefe de Gabinete, admitió haber recibido coimas de empresarios para campañas electorales.

No obstante, Mendoza no pasa desapercibida en este escándalo, ya que hay tres personas mendocinas  mencionadas por Oscar Centeno en sus cuadernos, cuando era chofer de Roberto Baratta (ex mano derecha de Julio De Vido).

 

Roberto Dromi (73): el ex ministro de Carlos Menem aparece en uno de los manuscritos de Centeno, quien relató que el mendocino recibió a Baratta en las oficinas de su estudio jurídico ubicado sobre la Avenida Córdoba 1255, de la Capital Federal. 

 

No obstante, Dromi fue referenciado por el juez Claudio Bonadio en la causa de irregularidades en la compra de buques de gas licuado: “En este sentido cabe recordar que existen, al menos, cuatro imputados comunes a los dos expedientes: Julio Miguel De Vido, Roberto Baratta, Walter Rodolfo Fagyas y Roberto Dromi”, detalló el juez federal.

 

También dijo que “Dromi, por su parte, además de hacer las veces de intermediario en las compras del referido combustible, también aparece nombrado en los cuadernos de Oscar Centeno, donde se observa asentada una reunión con Baratta el 14 de mayo de 2008, en el domicilio de Córdoba 1255”. 

En un breve diálogo con Los Andes, Dromi se mostró sorprendido y declaró que no tiene ninguna referencia a la investigación “nada más que un comentario que en alguna oportunidad he leído”.

 

Francisco Valenti: el empresario ex vicepresidente de Impsa, está detenido, pero no declaró como arrepentido, como sí lo hicieron algunos empresarios también mencionados por Centeno.

En los manuscritos figura que en 2009 el directivo de Impsa se encontró en varias oportunidades con Baratta para entregarle bolsos con dinero, que acompañaba con vinos y espumantes de la bodega Lagarde, propiedad de la familia Pescarmona desde 1969. 

Según los cálculos que comenzaron a realizar los investigadores judiciales, Valenti aportó 2,3 millones de dólares a funcionarios de la administración kirchnerista en calidad de coimas en la obra pública.  

 

Alejandro Ivanissevich: el empresario mendocino pero criado en Chubut, ex titular de la empresa Emgasud, no solamente aparece en los cuadernos de Centeno, quien indica en los escritos que entregó “una bolsita” con dinero a Baratta, sino que confesó ante la Justicia haber hecho aportes para la campaña del 2009, aunque sostuvo que no tuvo presiones.

"Él puso el dinero porque apoyaba el proyecto. No se arrepintió de nada porque no cometió ningún delito", indicaron desde su entorno a diario Perfil. Además, Ivanissevich  indicó ante el juez Claudio Bonadio que fueron 500.000 pesos de su patrimonio personal.