Espectáculos Miércoles, 14 de febrero de 2018 | Edición impresa

“Una vez por semana”, ¿la clave del éxito amoroso?

Un estudio publicado en una revista científica de Psicología afirma que verse menos veces en las primeras épocas del vínculo lo afianza.

Por CC

La mejor manera de proteger una nueva relación es “usarla con precaución”, dicen dos reconocidos autores estadounidenses. 

Esto se ejemplifica muy bien en el capítulo “Hang the DJ”, uno de los que integra la cuarta temporada de “Black Mirror”, éxito de Netflix. En él, un simulador al estilo de Tinder -pero un poco más perverso- arma parejas y determina cuál será la duración de las mismas. ¿El objetivo? Encontrar la “ideal”. 

Los protagonistas, Amy y Frank, se conocen, están juntos sólo doce horas y luego se separan. Esto es suficiente para que no puedan dejar de pensar el uno en el otro. ¿Es esta “tentación”, la insatisfacción del deseo, lo que nos mantiene prendidos?

El filósofo griego Platón decía que amamos aquello que deseamos y sólo deseamos aquello que nos falta. Ya desde aquel momento, la insatisfacción era la reina de los amoríos. Ese “quedarse con las ganas” de la pasión es lo que algunos expertos vuelven a reconocer como la llave maestra del amor.

Según un artículo publicado a fines de 2017 en la revista Psychology Today titulado “The Once-a-Week Rule for New Relationships” (La regla del una vez por semana para las nuevas relaciones) por el psicólogo Seth Meyers, el “uso moderado” del tiempo en los primeros momentos de un vínculo pronosticaría un buen futuro.

Esto ocurriría por dos causas: por un lado, aumenta la intimidad sexual pero lentamente, sin un entorno que nuestro cuerpo reconozca químicamente como riesgoso; por otro lado, forzar una intimidad emocional con alguien que apenas conocés puede provocar el efecto contrario.

Aunque el autor aclara que no existen reglas y recetas, verse una vez por semana durante el primer mes -e ir incrementando la frecuencia luego- es lo que se recomienda en el estudio.

La reflexión que completa este pequeño zoom a los primeros momentos de las relaciones son los dichos de otro especialista estadounidense, Scott Carroll, autor del libro “Don’t Settle: How to Marry the Man You Were Meant For” (No se conforme: Cómo casarse con el hombre para el cual estabas destinada, 2016).

Él observa que “es importante verse solo dos veces a la semana y estar bastante tiempo alejado de su nueva cita para dar a sus sentimientos más profundos el tiempo suficiente para que puedan brotar desde su subconsciente”.

El psicólogo asegura que mucho contacto físico durante los primeros tiempos podría provocar todo lo contrario a lo que se espera, dando muy rápida sensación de monotonía y poco lugar a la imaginación.