Turismo Domingo, 1 de julio de 2018 | Edición impresa

Una serie de tips de cómo recorrer España a pie

Este ranking, elaborado en base a opiniones y votos de los propios viajeros, presenta las ciudades españolas con mayores peatonales.

Por Redacción LA

Caminar es la mejor manera de conocer una ciudad, sumergirse en la cultura del lugar, compartir con sus habitantes, descubrirla con todos los sentidos. Las zonas peatonales conforman el centro neurálgico de la vida de cualquier ciudad: tiendas, cafeterías, el ir y venir de turistas y locales…  

No hay mejores zonas que los bares para sentarse a observar y llegar a conocer la esencia propia del lugar.

Pero ¿qué ciudades disponen de las mayores zonas peatonales? El buscador de alquileres vacacionales y departamentos Holidu (https://www.holidu.es/), con sede en Münich, llevó a cabo un estudio para averiguarlo en España, y presentó un ranking de las ciudades con mayores porcentajes de zonas peatonales.

1. Granada

91 km peatonales

Granada no sólo es bonita, no sólo es “bruja”, sino que también es la ciudad española con la zona peatonal más amplia del país. Y qué gusto pasear por sus calles, contagiarse de su esencia y descubrir sus secretos de la manera más cómoda para desplazarse, por su particular estructura urbana.
 

Paseos nocturnos por Granada (Daniel Rodríguez)

Qué visitar: el centro de Granada está restringido al tránsito, así que nada mejor que esta zona para disfrutar tranquilamente de la ciudad favorita de los Reyes Católicos.

Encontrarás impresionantes edificios como la Catedral, la Capilla Real o el monasterio de San Jerónimo. Además, aquí es dónde se cuece la vida diaria granadina, con tiendas y bares de tapeo.

Gratis: en Walking Granada encontrarás una posibilidad de conocer todos los datos necesarios para hacer de tu visita una experiencia, tocando puntos imprescindibles del casco histórico y otros que configuran el alma de esta joyita apta para pies inquietos.

2. Vitoria Gasteiz

70 km peatonales

El tejido urbano de Vitoria-Gasteiz favorece la movilidad y accesibilidad a pie; de hecho, en 2013 ganó el premio “Ciudad que Camina”. Aunque es en el centro donde se encuentra su zona peatonal más amplia, con calles dedicadas al comercio donde conviven marcas principales y tiendas locales de gran tradición.

Qué visitar: El casco viejo de Vitoria es el mejor conservado del País Vasco, y vale la pena un paseo para contemplar los edificios del siglo XV, los palacios renacentistas de Bendaña y Escoriaza-Esquivel y saborear un buen vino alavés.

Económico: la oficina de Turismo de Vitoria organiza recorridos guiados que cuestan 5 euros por persona para mayores de 12 años. Te volverás un experto en el casco medieval gracias a las historias que aprenderás en la visita.

3. Valencia

136 km peatonales

El año pasado, Valencia apostó por la reducción de la contaminación y entre las medidas que tomó figuró el hacer peatonales más zonas del centro histórico.

Qué visitar: El Carmen, uno de los barrios medievales más grandes de Europa, con su vida nocturna y atractivos turísticos, es ahora mucho más cómodo para pasear y respirar la esencia de la ciudad.

En esta zona aparecen joyas como la Lonja de la Seda o el Mercado Central, plagado de vivos colores, además del edificio de la Generalitat Valenciana y la Catedral en las cercanías de la Plaza de la Virgen.

Gratis: Para no hacerte un lío con el mapa y dejarte llevar por los laberintos del centro pasando por los puntos emblemáticos de la zona peatonal, nada mejor que un tour guiado como éste. 

4. Bilbao

44 km peatonales

La Gran Bilbao es también grande en cuanto a áreas peatonales se refiere. Y es que aquí nos podemos poner a caminar…   y no sólo “por toda la orilla” de la ría, aprovechando para ver el Museo Guggenheim, hasta el centro.

Qué visitar: El casco viejo es una delicia; la convivencia de comercios, las tiendas “de toda la vida”, comercios de souvenires, cafés o propuestas innovadoras y modernas.

Puntos de interés son el Teatro Arriaga, la Plaza Nueva o la Iglesia de San Antón, sin pasar por alto que para probar los famosos pintxos bilbaínos, nada como las calles peatonales Ledesma, Diputación o Poza.

Gratis: La verdad, nada mejor que pasear por la ciudad acompañado por un vecino, para entenderla mejor.

5. Salamanca

40 km peatonales

La ciudad universitaria por excelencia presume también de una buena zona para peatones. Especialmente por las noches, la ciudad adquiere una atmósfera especial.

Además, el ambiente estudiantil hace que muchas de las calles peatonales sean de lo más animadas, con restaurantes, bares y pubs. Una ciudad de cultura, de gastronomía y diversión.

Qué visitar: En el centro destaca sin duda la plaza del Ayuntamiento, considerada una de las plazas más bonitas del país. La catedral y las vistas que ofrece desde sus terrazas, la fachada de la Universidad o la Casa de las Conchas, son otros de los imprescindibles.

Gratis: Si querés ponerte al día y volver a casa con todos los detalles para contar tus aventuras, este recorrido por el centro de la ciudad de Salamanca te ayudará. 

6. Cuenca

23 km peatonales

Desde 2012, con su proyecto “Tu centro como nunca”, mejoró la accesibilidad y comodidad para peatones, haciendo mucho más agradable el acercarse a conocer uno de los principales conjuntos monumentales de España, Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.

Qué visitar: Sin dudas, empezar por las Casas Colgadas. Además, la Plaza Mayor, la Catedral o las ruinas del castillo, dejándote llevar por ese sentimiento de paz que aportan sus calles empedradas.

Económico: El encanto de Cuenca con ese toque mágico de la noche, las luces, la calma…   en una ruta nocturna que cuesta 5 euros y hará que te empapes de historias y leyendas al tiempo que paseás por el Casco Medieval.

7. Sevilla

102 km peatonales

Encontrarás zonas peatonales en Triana, en Los Remedios y sobre todo en el centro, lo que hace súper agradable el ponerte a turistear, ver la catedral y su Giralda, hacer compras o contagiarte poco a poco del salero sevillano.

Qué visitar: Además de los míticos monumentos, imperdibles son la calle Sierpes, con sus tradicionales tiendas, y la famosa pastelería Campana; la calle Feria, de personalidad pura y plagada de artesanos y artistas (es donde Murillo aprendió el oficio de pintor) con un mercadillo los jueves que existe desde el siglo XIII; o la calle Regina, con opciones más alternativas.

Gratis: El Casco Histórico no guardará más secretos después de un paseo de la mano de un guía local que te explicará los mejores detalles de la zona monumental, además de leyendas de los personajes más característicos de la ciudad.
 

8. Huelva

26 km peatonales

Por esta ciudad se han paseado tartesios, fenicios, romanos…   Tanto ajetreo de culturas la convirtió en la ciudad que es hoy, con una excelente zona peatonal para pasear a gusto y descubrir alguno de sus tesoros.

Qué visitar: La Plaza de las Monjas, centro neurálgico de la ciudad, con la estatua de Cristóbal Colón, es un buen punto de inicio, siguiendo por la Gran Vía y sus comercios, el Ayuntamiento de estilo herreriano o la catedral de la Merced.

Gratis: ¿Sabías que Huelva está relacionada con el descubrimiento de América? En este tour te cuentan todos los detalles al tiempo que te muestran monumentos y edificios relevantes, ¡con una paradita en el mercado!

9. Barcelona

110 km peatonales

Una posición que sin dudas ascenderá si la ciudad catalana cumple los objetivos de su Plan de Movilidad Sostenible, con el que se conseguiría alcanzar más de un 60% de calles peatonales. La idea es crear “Supermanzanas”, donde el peatón y ciudadano sea el rey.

Qué visitar: Además de las zonas habituales, podés disfrutar de encantadoras calles peatonales como el Carrer de Petritxol en el Barrio Gótico, la primera calle peatonal de Barcelona (desde 1959), donde Dalí solía merodear en busca de chocolate; el Carrer d’Enric Granados, perfecta zona para pasear y comer algo, o el Carrer Tallers, que conserva su encanto medieval mezclado con tiendas alternativas.

Gratis: Si te decidís por conocer uno de los barrios más hermosos de la Ciudad Condal, este tour por el Barrio Gótico es para vos. En el núcleo más antiguo de la ciudad encontrarás la Seu, la plaza de Sant Jaume, la plaza del Rey, además de un montón de datos curiosos que te transmitirán los guías.

10. Toledo

37 km peatonales

Llegar a Toledo es sentirse en una hazaña medieval o un escenario a lo Juego de Tronos, sobre una colina, con el Tajo alrededor…   La vista es espectacular.

Además, el casco antiguo ofrece una amplia zona peatonal para dejar volar la imaginación. Eso sí, zapatos cómodos son imprescindibles, ya que hay muchas calles empedradas.

Qué visitar: En el centro de Toledo hay más de un centenar de monumentos, de diferentes estilos: edificios religiosos, plazas, conventos…   Es imprescindible una visita a la Catedral, con influencias del arte mudéjar y cuyo museo alberga obras de autores como El Greco, Rafael, Tiziano o Goya.

Gratis: Para una visión general de la ciudad, con un punto de vista divertida e innovadora, unite a al tour guiado que pasa por los principales monumentos y los rincones más bonitos de Toledo, como la Plaza de Zocodover, la judería, la catedral y más.