Mundo Miércoles, 13 de junio de 2018

Un pasajero borracho y con una muñeca inflable provocó un aterrizaje forzoso

Ocurrió en Francia durante un vuelo que conectaba Irlanda del Norte con Ibiza. La empresa le prohibió viajar para siempre en sus aviones.

Por Redacción LA

Quien ha viajado en avión sabe que los aterrizajes forzosos suelen deberse a situaciones extremas. Por lo tanto, el comportamiento de un pasajero borracho, que embarcó acompañado de su muñeca inflable, debe haber sido bastante molesto para obligar a cambiar la ruta a un avión de la aerolínea Jet2.

Según informó el Diario de Ibiza, el bizarro episodio ocurrió el viernes pasado en un vuelo cuya ruta original conectaba Irlanda del Norte con Ibiza. Sin embargo, los pilotos se vieron obligados a hacer una parada de “emergencia” en Toulouse, Francia.

Esto debido a que uno de los pasajeros, que estaba borracho y jugaba con su muñeca inflable, se había puesto violento con los tripulantes de la cabina.

Ni bien tocaron suelo francés, la Policía obligó al hombre a abandonar el avión y, como consecuencia de sus actos, la aerolínea le prohibió viajar para siempre en sus vuelos.

Al respecto, el director general de Jet2, Phil Ward, manifestó: “Bajo ninguna circunstancia toleraremos este tipo de comportamiento vergonzoso a bordo de nuestros aviones".