Sociedad Vecinos Sábado, 1 de septiembre de 2018 | Edición impresa

Un edil defiende la ordenanza sobre el aborto en Malargüe

Juan Manuel Ojeda, de Cambia Mendoza se refirió a la norma municipal de “Derechos de la mujer embarazada y de los niños por nacer”.

Por Redacción LA

La polémica no tardó en instalarse a raíz de la ordenanza “Derechos de la mujer embarazada y de los niños por nacer” que se aprobó por unanimidad en Malargüe. Voces a favor y en contra provocaron el debate y desde el Concejo Deliberante salieron a aclarar la situación en el marco de la permisividad o prohibición del aborto no punible en aquel departamento sureño. 

En referencia a ciertos cuestionamientos sobre la iniciativa, el edil Juan Manuel Ojeda, de Cambia Mendoza, dialogó con Los Andes y se refirió al tema en cuestión. “La intención es brindar contención a cualquier madre en una situación de vulnerabilidad. Incluso todos sabemos que la realidad sanitaria en Malargüe es muy diferente al resto de la provincia. Lo que se busca es cuidar a la mujer embarazada y al niño”, sostuvo el concejal en referencia a la propuesta de organizaciones “pro vida” de San Rafael y Malargüe. 

 

Además, Ojeda se mostró molesto ante los cuestionamientos: “Es muy fácil venir a hablar desde Capital, pero ¿por qué no ven la realidad de Malargüe? Acá cuando tenemos niños por nacer y que no cuentan con un servicio de neonatología intensivo, tenemos que trasladarlos a Mendoza, arriesgándonos a que pase algo. Sabemos que algunos niños se han muerto en el camino”. 

A lo que agregó: “El espíritu del proyecto es el cuidado de la madre, del embarazo, del niño por nacer, y nadie debería oponerse. Que esto se dé en el medio de una discusión que vive Argentina sobre aborto es otra historia”. 

En tanto, Ojeda explicó que la ordenanza “no se pisa con ninguna ley”, ya que no se le prohíbe a las madres abusadas sexualmente que puedan tomar la decisión de abortar. “La ordenanza no busca prohibirlo, sino que darles información a las madres”. 

 

Otro punto polémico al que hizo mención el concejal malargüino es que pretenden que los profesionales que estén a cargo del área “no sean profesionales municipales que busquen promover el aborto, sino que deben ser profesionales que asesoren a la mujer para que pueda llegar a término con su correspondiente embarazo”. 

El alcance de la ordenanza es municipal y surgió de un proyecto que fue presentado en la banca del ciudadano.