Aniversario Viernes, 20 de octubre de 2017

Un cambio de mirada que beneficia

Por Roberto Agüero, fundador y director de Bianco&Nero

Estoy convencido de que cada uno, desde el lugar o rol que ocupamos en la sociedad, tenemos la enorme responsabilidad de hacerla más justa, más participativa y fundamentalmente, con mayores oportunidades para los que vienen detrás. 

En mi caso, la filosofía que sigue Bianco&Nero y el compromiso que asumo como ciudadano y empresario están íntimamente ligados a mi historia personal, que he contado en varias oportunidades. 

Soy abogado y luego de ejercer durante algunos años, en 1992, me diagnosticaron una enfermedad severa. Decidí abandonar la profesión y replantearme la vida. Mientras hacía el tratamiento indicado me di cuenta que no sería fácil para mí insertarme nuevamente en el campo laboral. Así, nació en mí un sentimiento que en los años siguientes me permitió reflexionar sobre las limitaciones en los demás, en aquellas personas con discapacidades o impedimentos que son excluidas del mercado de trabajo. Al mismo tiempo, a mi naturaleza impaciente, le vino bien entender otros tiempos…

Gracias a esa experiencia, la inclusión social estuvo presente siempre en nuestro proyecto.

Junto a mi esposa Valentina, desde el comienzo de la empresa, decidimos emplear a personas con discapacidad. Hoy, el 40 por ciento de nuestros colaboradores tiene limitaciones físicas, motrices y/o mentales. En 25 años de trayectoria, esta política ha traído beneficios inesperados a nuestra organización: mejor clima laboral, compromiso con el trabajo, bajos niveles de rotación, entre otros. El objetivo es lograr un resultado económico sustentable que sea posible con el máximo de inclusión de personas con esta condición. 

Por otro lado, como empresa elaboradora de alimentos, creemos en la responsabilidad de brindar, a través de nuestros productos, un beneficio adicional para la salud. Por eso, junto a profesionales de la Universidad Nacional de Cuyo, desarrollamos un proyecto para la producción de nutracéuticos. Son alimentos de origen natural que presentan propiedades biológicas activas, preventivas y/o terapéuticas que contribuyen a mejorar la calidad de vida de las personas. El primer producto de este tipo que desarrollamos fue un turrón con principios activos OPC (Proanto Cianidina Oligomerica) que se obtiene de los orujos extraídos de la pepita de uva. Es un activo antioxidante, que previene enfermedades cardiovasculares, disminuye el colesterol, entre otros beneficios. 

En tiempos de asociatividad, desde Bianco&Nero estamos avanzando en nuevas miradas. Entre ellas, certificar como Empresa B. Son organizaciones que redefinen el sentido del éxito empresarial utilizando la fuerza del mercado para dar solución a problemas sociales y ambientales. Para eso, estamos trabajando junto al grupo Vistage, un conjunto de organizaciones con quienes nos reunimos para potenciarnos, ayudarnos mutuamente, mejorar los resultados y crecer. 

En la misma sintonía, junto a otras compañías locales, hemos conformado un cluster para la exportación de franquicias que cuenta con el apoyo de ProMendoza. De esta forma, juntos participamos en ferias, congresos, rondas de negocios y otras actividades en toda Latinoamérica. 
Desde comienzos de año, también estoy participando como miembro de Al Invest 5.0, un  programa de la Unión Europea para América Latina. La iniciativa busca formar núcleos de empresas de una misma actividad que se apalanque con apoyo de la Unión Europea, una experiencia más que interesante que me permite tener una mirada global.

A su vez formo parte de la red de mentores de la Incubadora de Empresas de la UNCuyo desde donde brindamos nuestros conocimientos, visión y experiencia a otros emprendedores para que puedan concretar sus ideas de negocios. También soy mentor de la Escuela General San Martín de ese departamento a través de un programa del CEM que busca mejorar la calidad educativa en las escuelas de la provincia y bajar la deserción escolar. 
Nuestro país tiene un alto potencial emprendedor y es muy importante que quienes decidan comenzar nuevas aventuras empresariales, cuenten con herramientas de apoyo, consejeros, información. Todos debemos contribuir a que se den las condiciones para generar un ecosistema emprendedor virtuoso.

Finalmente, creo que el compromiso social, la asociatividad y la participación son claves para crecer, seguir adelante frente a las crisis, inspirar a otros y en definitiva, concretar grandes sueños.