Mundo Miércoles, 5 de diciembre de 2018 | Edición impresa

Trump insinúa que se podría extender la tregua con China

El mandatario estadounidense se mostró muy satisfecho tras el acuerdo alcanzado en el G20. Cautela en Beijing.

Por Agencia Télam

El presidente estadounidense, Donald Trump, no descartó una posible prolongación de la tregua comercial con China acordada en Argentina al margen de la cumbre del G20, pese a que su gobierno dijo que Washington no tiene garantías de que el pacto se cumpla.

El sábado pasado, Trump acordó con su par chino, Xi Jinping, prorrogar por 90 días la entrada en vigor de un aumento de aranceles a productos chinos prevista para el 1° de enero, durante una esperada cena en Buenos Aires tras la reunión anual del G20.

 

"Las negociaciones con China ya han comenzado. A menos que se extiendan, terminarán 90 días después desde la magnifica y muy cálida cena con el presidente Xi en Argentina", señaló Trump en su cuenta de Twitter.

Trump aseguró que "se supone" que China "debe comenzar a comprar productos agrícolas estadounidenses inmediatamente", un argumento que desde Beijing no se ha confirmado ni desmentido.

Pese a que Trump dijo que tanto él como Xi quieren que el principio de acuerdo pactado en Argentina "se concrete", amenazó con imponer más aranceles en caso de que el pacto fracase.

 

"El presidente Xi y yo queremos que este acuerdo se concrete, lo que probablemente ocurrirá. Pero si no, recuerden que soy un hombre de aranceles", apuntó el mandatario estadounidense.

El principal negociador estadounidense, Larry Kudlow, subrayó que el acuerdo alcanzado va en la "dirección adecuada", aunque reconoció que Estados Unidos no tiene garantía de que se cumpla.

"No tengo garantías, pero a mi juicio hemos ido más lejos, y el conjunto de elementos contenidos es mayor de lo que hemos visto antes", indicó Kudlow en una conferencia.

 

La reunión entre ambos líderes en Buenos Aires era considerada clave para reducir las tensiones comerciales.

En ese encuentro, Estados Unidos y China accedieron a comenzar "inmediatamente" negociaciones sobre cambios estructurales en la economía china, entre otras cuestiones, informó la Casa Blanca.

 

En total, Estados Unidos ha impuesto aranceles a productos chinos por 250.000 millones de dólares desde julio, y Trump había amenazado con sancionar bienes por otros 267.000 millones de dólares, lo que superaría con creces el volumen de importaciones de China al país, que en 2017 se situó en 506.000 millones.