Sociedad Sábado, 12 de enero de 2019 | Edición impresa

Tránsito en ciudades: el transporte urbano por cable, una opción

El transporte urbano de personas por cable, en nuestro país, puede ser una opción para el complicado problema de trasladar pasajeros.

Por Jorge Schneebeli - Ingeniero. Especialista del Centro de Mecánica del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI)

El transporte por cable es un medio que traslada a más de 450 millones de pasajeros por año. Está en auge en todo el mundo porque es más económico que otros vehículos, se puede instalar en geografías complejas como las zonas montañosas, se desarrolla en un tiempo corto, genera una mínima alteración del tránsito, es amigable con el ambiente y es una herramienta más que se puede vincular a la red de transporte urbano.

Se denominan "transportes por cable" a aquellos que trasladan pasajeros en sillas o cabinas, vinculadas a uno  o más cables de acero. El cable, suspendido mediante torres intermedias, constituye la vía de circulación del vehículo que se desplaza entre la estación motriz y la de retorno.

 

En la última década, Latinoamérica se consagró como el principal desarrollador mundial de transporte urbano por cable, con países como Bolivia que cuenta con la red más grande similar al sistema de subterráneos  que existe en la ciudad de Buenos Aires o Colombia, que hace más de una década está avanzando en la materia.

El caso de Argentina es paradigmático porque si bien tiene la mayor cantidad de instalaciones de la región y generó normativas de referencia, los 170 servicios que ofrece están abocados al sector turístico -principalmente para trasladar pasajeros en centros de esquí-. 

Es importante que se genere un cambio de paradigma para extender el transporte por cable del sector turístico al urbano. Es una herramienta que se puede integrar a otros medios y que cuenta con la ventaja de ser un sistema sostenible porque utiliza tecnología limpia, opera con energía eléctrica, ahorra combustible, reduce emisiones de dióxido de carbono y no genera contaminación auditiva. 

Cuando los especialistas comenzaron a involucrarse en el tema, al principio se referían a este tipo de vehículos como medios de elevación, pero después entendieron que eran más que eso y comenzaron a trabajar en aspectos vinculados a las buenas prácticas tanto para los usuarios como para los operadores de estos transportes.

 

El INTI brinda asistencia técnica al sector, en las distintas fases del proyecto, como : participar en el estudio de las necesidades y requerimientos de equipamiento electromecánico; colaborar en la definición de las especificaciones para la confección de los pliegos licitatorios; monitorear el posterior montaje y puesta en marcha de las instalaciones; colaborar en el estudio de las normativas aplicables; efectuar controles, inspecciones y auditorías al sistema y ofrecer asesoramiento para el  desarrollo de proveedores locales de partes y sustitución de importaciones.

Desde Argentina se debería seguir la tendencia que hay  en el continente y en otras ciudades del mundo, que entienden las ventajas de este tipo de medios.

Al respecto, se puede recordar que en 2012, la administración de Francisco Pérez insinuó la posibilidad de instalar un servicio de este tipo, que denominó aerotranvía. 
El sistema, un teleférico en rigor, iba a  tener una primera etapa de construcción que uniría las cercanías de los portones del Parque General San Martín con la explanada del monumento del Cerro de la Gloria.

Luego, el gobierno quería crear una conexión directa con la zona lindante al barrio Unimev y el Mendoza Plaza Shopping, en Guaymallén, contando con paradas estratégicas a la altura del trazado del Metrotranvía, el hospital Notti o la Terminal de Ómnibus. El proyecto, finalmente, no prosperó.

Antecedentes

Desde hace más de diez años el INTI viene organizando jornadas sobre seguridad en el transporte de personas por cable en diferentes localidades del país, con el propósito de identificar las necesidades del sector. También, generar un espacio de intercambio técnico entre actores vinculados a la temática -desde propietarios y concesionarios hasta universidades, organismos municipales y provinciales de contralor, empresas de montaje, técnicos, especialistas y proveedores-.

 

De aquellas reuniones surgió la necesidad de contar con un marco normativo en el ámbito nacional y el Instituto asumió la responsabilidad de redactar un documento de referencia, a través del consenso. 

Como resultado de tres años de trabajo, surgió el material "Seguridad en la actividad de medios de transporte de personas por cable", que hoy sirve de referencia no sólo para Argentina sino también para otros países de la región. Sin perjuicio de las normas internacionales, se consideraron las características particulares de los centros de montaña nacionales, los parques recreativos y las crecientes exigencias de los usuarios, en materia que hace a  la seguridad de las personas ,s los bienes y el medioambiente.

La documentación técnica elaborada contempla la puesta en marcha, la operación, el mantenimiento, los controles, las inspecciones y la seguridad en las actividades complementarias en el dominio de centros de esquí, parques de nieve, complejos turísticos de montaña, parques recreativos de diversión o esparcimiento y otras instalaciones. 

Ventajas

Proyectos hechos a medida

- Capacidad de transporte de hasta 8.000 pasajeros por hora

- Complementan y articulan otros sistemas de transporte

- Conectan nodos dentro de centros urbanos o con estaciones fluviales y aeropuertos

Mínima alteración del tránsito 

- Libres de semáforos, atascos u otros obstáculos

- Mínima inversión

- Utiliza  tecnología limpia
 

 

Trenes vs medios de transporte por cable 

Trenes

- Se estima que cada formación transporta 1.200 personas (200 en cada uno de los 6 vagones). Teniendo en cuenta que la frecuencia suele ser de 20 minutos, la cifra de pasajeros por hora asciende a 3.600

- Cada vehículo tiene un precio de U$S 7.200.000 (U$S 1.200.000 por vagón) 
Para 6 km se deberían considerar por lo menos 3 formaciones, es decir U$S 21.600.000


Telesillas

- Una instalación de 6 km, que transporta 4.000 personas por hora, podría costar entre U$S 10.000.000 y U$S 15.000.000