Sociedad Viernes, 10 de noviembre de 2017

Transfundieron a un bebé sin autorización de sus padres Testigos de Jehová y hay polémica

Los médicos del Notti decidieron actuar ante la urgencia del caso. El pequeño nació prematuro hace 14 días y pesa solo 1,2kg.

Por Redacción LA

Un bebé que nació prematuro y está internado en el hospital pediátrico Humberto Notti recibió una transfusión de sangre de urgencia pese a la negativa de sus padres que son Testigos de Jehová y hay polémica.

El caso fue dado a conocer por radio Nihuil donde además se detalló que el pequeño nació hace apenas 14 días y pesa tan solo 1,200 kg,

La vida del recién nacido corría peligro y necesitaba una rápida intervención. Los médicos no dudar, lo trasfundieron y le salvaron la vida. Sin embargo, los progenitores del bebé manifestaron su negativa a esta práctica y el caso ya está judicializado.

Los Testigos de Jehová no aceptan este tipo de tratamientos porque “tanto el Antiguo como el Nuevo Testamento nos mandan abstenernos de la sangre”, explican en el sitio oficial jw.org.

“Además, para Dios, la sangre representa la vida. Así que los Testigos obedecemos el mandato bíblico de abstenernos de la sangre por respeto a Dios, quien nos dio la vida”, agregan.