Espectáculos Sábado, 12 de enero de 2019 | Edición impresa

Todos la miran: Calu Rivero vuelve a la tevé el lunes

Debuta en la pantalla de Telefe la novela que devuelve a la televisión a Calu Rivero, con gran elenco. Los detalles y las palabras de Amador

Por Lorena Misetich - Especial para Estilo

¿Cómo crear una historia romántica diferente? Ese es el desafío permanente de guionistas y productores para remozar la telenovela, un género que fue copado por las producciones de oriente en la pantalla nacional.

Y la nueva ficción de Telefe “Campanas en la noche” viene a ocupar el horario central de la televisión abierta. La producción debuta el lunes 14 de enero a las 22.30, por la señal porteña (en Mendoza se retransmitirá en Canal 9 Televida, pero aún sin fecha confirmada).

Protagonizada por Calu Rivero, Esteban Lamothe y Federico Amador, la tira de ochenta capítulos fue escrita por Lilly An Martín y Jessica Valls (guionistas de “Simona” y “Los ricos no piden permiso” respectivamente), y es dirigida por Negro Luna y Omar Aiello.

 

Aunque el romance entre los protagonistas copa el centro del relato, la trama tiene varios condimentos atractivos: una mezcla de drama, policial y suspenso que rodea a los personajes.

Filmada en la Patagonia y Buenos Aires, la tira tiene un elenco sustancioso con figuras como Eugenia Tobal, Rodrigo Guirao Díaz, Franco Masini, Patricia Viggiano, Adrián Navarro, Mimí Ardú, Martín Slipak, Laura Laprida, Maxi Ghione, Eugenia Guerty, Dalma Maradona, Mariano Argento, Azul Fernández, Clara Alonso, Bárbara Amaral, Nicolás García, Moro Anghileri, Germán de Silva, Romina Moretto y Héctor Bidonde.

 

El empoderamiento femenino y la salvación del amor

Después de su polémica salida de la novela “Dulce amor”, Calu Rivero tuvo distintas participaciones en ficciones como “Fanny, la fan” o “Sandro de América”, pero esta flamante novela significa nada menos que la vuelta a un protagónico.

Rivero interpreta a Luciana, una joven profesora en pareja con Vito (Esteban Lamothe). Pero el gran cambio en su vida se da cuando conoce a Luis (Federico Amador), quien acusado injustamente de la muerte de su mujer, se fuga de la Patagonia llevándose consigo a su hija. Y de ese hecho solo una joven es testigo.

Ya en la ciudad, Luis adopta una nueva identidad, rehace su vida y luego de diez años decide cumplir una vieja promesa que le hizo a su hija: terminar la secundaria. Allí, en la escuela nocturna se encuentra con Luciana, aquella joven que lo vio huir hace años. Su pasado, del que pensaba haber escapado, lo persigue y pone en peligro todo lo que tiene. 

La tira quiere tomar la fórmula de “100 días...” y tocar temas actuales.

“A mí me gustó todo de la novela. Es una historia muy potente, con suspenso, con romanticismo, policial. Tiene muchos condimentos para hacerla atractiva. Y mi personaje tiene un pasado trágico y a partir de ahí su vida cambió rotundamente. Se tuvo que cambiar de identidad y mantenerse en el anonimato. No por miedo a la cárcel, sino por proteger a su hija”, comenta Federico Amador sobre su personaje de Luis, que marca su vuelta al género luego del éxito de “Amar después de amar” (2017). 

Pero el personaje de Calu Rivero es quien sufre una verdadera transformación, dado que es una mujer sometida y maltratada por su marido. Ella necesita despertar, abrir los ojos y empoderarse, para no terminar hundida y perdida en una vida ceñida por la infelicidad. 

Dos historias que se unen por el amor y donde dependen el uno del otro para poder salir definitivamente de la pesadilla en la que se ven atrapados. 

 

“La violencia de género no es el tema central de la novela. Principalmente es una historia de amor y uno de los temas que toca es el maltrato, entre los personajes de Esteban y Calu. El personaje de Esteban es muy controlador, medio psicópata. Y es ahí donde se cruza con la realidad, donde hay relaciones nocivas, con abuso físico y psicológico entre ambos. Y la historia cuenta un despertar en el personaje de Calu”.

Llevar temas cotidianos y reales al plano de la ficción son ganchos del guion que causan cierta empatía con el público. Salvando las distancias, la comedia “Cien días para enamorarse” lo hizo con éxito al tratar temas como la transexualidad, el feminismo y hasta la despenalización del aborto.

 

En este sentido, “Campanas en la noche” propone un tema tan delicado como la violencia de género para potenciar el personaje de Calu Rivero, luego de la causa por acoso que la actriz inició contra Juan Darthes. 

“La idea es buscar nuevas maneras de contar una historia. Hoy con las plataformas como Netflix tenemos la vara muy alta, los que estamos en este rubro para que el público te elija. Si no entregás todo y no te rompés la cabeza para captar al espectador, el público se va de la televisión”, sostiene el actor. 

 

Entre el boicot y el desafío del encendido

Antes de su estreno, “Campanas en la noche” ya causó revuelo en el público. 

Es que en los últimos días de diciembre, circuló una consigna de boicot contra la novela en las redes sociales.

Seguidores del actor Juan Darthés, quien fue denunciado por violar a Thelma Fardin cuando tenía 16 años, llamaron a un apagón masivo contra la nueva telenovela, dado que la protagoniza Calu Rivero, quien fue la primera en hablar y también lo enfrenta en una causa de acoso. 

La campaña viral se identificó bajo el hashtag #MiráCómoNoTeMiro, en referencia a la consigna del colectivo Actrices Argentinas contra los abusos y la violencia en el mundo artístico, #MiráCómoNosPonemos.

 

Dicha campaña despertó el repudio de la comunidad artística y Federico Amador se pronunció al respecto:

“Cada uno puede expresarse como quiere. Yo no le voy a decir a nadie que mire o deje de mirar un programa. Respeto todas las decisiones. De hecho, yo me enteré de la campaña en mi grupo de fútbol de Whatsapp, porque no soy asiduo a las redes. Igual estoy seguro de que la gente que toma esta postura no tiene una consciencia real de todo el equipo de gente que trabaja en el proyecto. Somos sesenta personas que trabajamos todos los días en esta ficción. La gente no sabe todo el engranaje, porque sino serían más respetuosos con el trabajo de todos. Es falta de conocimiento y mezclan las cosas”.

 

“Campanas en la noche” tiene el reto de mantener el encendido en el prime time de la señal abierta, luego de que la tira de Underground “Cien días para enamorarse” fuera el programa más visto de la televisión argentina en 2018. La nueva ficción se enfrentará a la novela turca “Amores cruzados para siempre”, que ya estrenó en el mismo horario por Canal 13.

“El éxito de las otras ficciones de Telefe nos deja la pantalla caliente. No es que entramos en competencia con lo que ya emitieron. Nos favorecen porque deja un buen encendido. La verdad, desde mi lugar, no me preocupa si hacemos más o menos puntos que ‘Cien días para enamorarse’. Creo que son productos muy distintos, pero nos favorece a la pantalla”, concluye el actor, que espera con ansiedad el debut del nuevo culebrón televisivo.