Economía Jueves, 17 de mayo de 2018 | Edición impresa

Sodimac planea abrir su híper en Mendoza el año próximo

Mientras se hace la Evaluación de Impacto Ambiental, el Shopping compró otro lote para alquilarlo al híper de la construcción chileno.

Por Miguel Angel Flores Isuani - mflores@losandes.com.ar

El desembarco en Mendoza del híper de la construcción chileno Sodimac está cada vez más cerca. Tras la prefactibilidad otorgada por el municipio de Guaymallén al proyecto de más de 10.000 metros cuadrados que se hará junto al Mendoza Plaza Shopping, el “híper de la construcción”, propiedad del grupo Falabella, inició la Evaluación de Impacto Ambiental con el fin de iniciar la obra los antes posible.

Por ahora el trámite se presenta técnicamente como ampliación del complejo comercial. De hecho, la resolución de inicio del proceso de MIA (Manifestación de Impacto Ambiental) firmada el jueves 10 de mayo, fue gestionada por  IRSA Propiedades Comerciales, la razón social del empresario Eduardo Elzstain que explota una decena de shoppings en el país como Abasto, Alto Rosario, Patio Olmos, Alto Noa y el de Mendoza.

“Estamos esperando el dictamen técnico de la Universidad Champagnat. Luego tendrán que expedirse los entes reguladores, además de la Secretaría de Servicios Públicos, Vialidad y la Agencia de Ordenamiento Territorial, con lo cual estimamos que el trámite estará en condiciones de ir a audiencia pública en julio”, explicó la responsable de la UEA (Unidad de Evaluaciones Ambientales), Soledad Barros.

Desde la firma parecen ser más optimistas y apuestan a tener todo listo para iniciar la obra durante el próximo mes de junio o a más tardar julio. De hecho, es tanta la confianza en que el trámite avanzará rápido, que en Falabella ya anticipan procesos como llamados a licitación de materiales y equipamiento. 

Lo cierto es que el punto de partida inicial (abril-mayo) de la que será la tercera tienda en Argentina fuera de Buenos Aires quedó atrás. Pablo Ardanaz, gerente general de Sodimac para Argentina y Chile, se mostró optimista.

“Aunque dependemos de que las aprobaciones salgan en los plazos previstos, somos entusiastas en poder iniciar la obra en el segundo semestre y de ser así, abrir durante el primer trimestre de 2019”, comentó.

Cambios y “compre” local

Detrás del futuro "híper de la construcción" y competidor de Easy (grupo Cencosud) hay un acuerdo entre IRSA y Falabella. El primero, dueño de los 10 mil metros cuadrados que están al oeste del bulevar Pérez Cuesta y junto al Casino Cóndor de los Andes, firmó un contrato de alquiler a largo plazo con el grupo Falabella, al que pertenece Sodimac, que invertirá (los números todavía se guardan celosamente) en infraestructura y equipamiento.

El proyecto se aseguró una doble entrada con la compra de otra propiedad al suroeste (detrás del hotel Intercontinental) para permitir el flujo vehicular desde y hacia Lateral Norte del Acceso Este, con lo cual va a “envolver” al complejo hotel/casino. 

Son más de 4 mil metros cuadrados, incluidos en los 10 mil en total, que  se arrendarán por 30 años, según confirmaron en IRSA. Mientras el grupo Elzstain resuelve la compra de otro lote más pequeño hacia el norte (cercano a Bandera de los Andes), los socios trasandinos prometen “novedades” en el formato de la tienda; y aunque se reservan detalles, remiten al formato de una sucursal ubicada en Adrogué (Buenos Aires) próxima a inaugurarse.

Desde Sodimac, que arrancó en Chile y fue expandiéndose a Perú, Colombia, Brasil, Uruguay y pronto a México, configuran la estrategia de apertura de la tienda como un proyecto de “mano de obra intensiva”. 

Para ganar tiempo empezaron a licitar insumos vía “Compre mendocino”, es decir, con prioridad para proveedores locales.

Respecto al proceso habilitante, el director de Obras Privadas de la comuna de Guaymallén, Miguel Valentini, confirmó que el proyecto ejecutivo final ya ingresó a la comuna, pero ahora todo depende de la UEA. “Hasta que no se expida la provincia no podemos dar factibilidad y el inicio de obra”, señaló.

El anteproyecto para el pedido de prefactibilidad municipal contempla un salón de ventas que ocupará 50% de la superficie total, sin contar un vivero anexo y zona para vehículos, con lo cual, una vez habilitado, desatará una guerra con su coterráneo Easy, hasta ahora el único de sus características en la provincia.

Por otra parte, desde IRSA Propiedades Comerciales estiman que, por las condiciones del proyecto, el futuro eslabón de la cadena trasandina podría generar no menos de 400 empleos en Mendoza y, una vez habilitada la obra, podrá estar terminada en sólo ocho meses.