Policiales Viernes, 15 de junio de 2018 | Edición impresa

Sobreseyeron a un gerente acusado de abuso sexual en Mendoza

El hombre había sido denunciado por una hija del ex ministro de Seguridad Juan Carlos Aguinaga por "tocamientos".

Por Oscar Guillén - oguillen@losandes.com.ar

La Justicia sobreseyó a un gerente de una compañía aseguradora que había sido denunciado por abuso sexual por Angie Aguinaga (37), hija del conocido jurista y ex ministro de Seguridad Juan Carlos Aguinaga.

El hombre, Javier Nieva, fue sobreseído lisa y llanamente por la jueza de Garantías Érica Sánchez, quien no encontró pruebas de la existencia del hecho que se caratuló como abuso sexual simple.

Es factible que la demandante apele esta sentencia.

Durante una audiencia que se realizó el miércoles pasado, el fiscal de violencia de género, Daniel Carniello, había solicitado el sobreseimiento de Nieva por el beneficio de la duda, pero la jueza del caso siguió el pedido realizado por el abogado defensor del imputado, Javier Figueroa, y por eso la decisión fue el sobreseimiento “liso y llano” del acusado.

 

"Ella decía que había sido víctima de tocamientos pero había pruebas que ponían en duda esta situación. También estaba el tema laboral, con baja productividad de ella", explicaron algunas fuentes desde Tribunales.

Denuncias de acoso y  baja productividad 

Aguinaga conoció a Nieva cuando ambos trabajaban en la compañía de seguros Prudencial. La mujer estaba bajo el mando de Nieva, que era uno de los gerentes de ventas.

Aguinaga terminó denunciando a su jefe por presuntos tocamientos pero el asunto estaba teñido por un tema laboral: la baja productividad de la vendedora, algo que fue remarcado por el defensor durante la última audiencia. 

La hija del ex funcionario lo denunció en febrero de 2017 por abuso sexual simple, declarando que Nieva le había realizado tocamientos.

Una tarde de enero del año pasado, mientras iban en su auto por el Acceso Sur a visitar a un cliente, el gerente le habría puesto una mano en la rodilla, le acarició las piernas y le hizo una insinuación sexual. 

 

La mujer lo denunció y  a mediados de febrero del año pasado la Justicia ordenó una orden de restricción para el denunciado, quien no podía acercarse a menos de 300 metros de la denunciante.

Por esos días, el gerente la citó a una reunión con otros superiores cuyo tema central fue que la mujer vendía muy pocos seguros.

Aguinaga denunció también a Nieva en la aseguradora por acoso laboral y sexual. La empresa realizó una auditoría interna monitoreada desde la casa central de Buenos Aires y al cabo de un mes el gerente fue suspendido por cinco días.

Luego el gerente recibió una catarata de denuncias: en la Dirección de la Mujer de la Suprema Corte, en el 17 Juzgado Civil,y en la Unidad Fiscal de violencia de género.

“El hecho no existió”

La denuncia de Aguinaga ha sido totalmente desestimada por la jueza de Garantías Erica Sánchez. 

"La jueza hizo fundamentos impecables y se centra en que el hecho no existió", explicó el abogado Javier Figueroa. El letrado dijo que 8 testigos de la aseguradora sostuvieron que "el comportamiento de mi cliente siempre fue formal e impecable".

Una de  las pruebas era que él le había comprado ropa íntima. "En realidad era una calza gris que ella misma eligió y la pagó él como regalo de cumpleaños, habituales en la empresa. Era una calza de algodón, no era ropa íntima ni erótica", aclaró el abogado.

"A la denunciante le están marcando 8 meses de baja productividad. Un viernes la citan a una reunión con el jefe de sucursal para el lunes siguiente y ese día ella dice que mi cliente la está acosando. El planteo que hago es que su objetivo era económico", afirmó Figueroa.