Política Jueves, 13 de septiembre de 2018

Sobreprecios en la limpieza del Casino: imputan a empresario e investigan al ex directorio

Delitos Económicos abrió una nueva causa contra los responsables cargo del IPJyC e hicieron la contratación del servicio entre 2013 y 2015.

Por Daniel Peralta

Después de tres fallos consecutivos del Tribunal de Cuentas cuestionando la contratación del servicio de limpieza en el Instituto Provincial de Juegos y Casinos entre 2013 y 2015, las objeciones llegaron a la fiscalía de Delitos Económicos que conduce el fiscal Sebastián Capizzi.

Capizzi entendió que esa denuncia presentada en la Justicia hace casi dos años, requiere que se desdoble en dos expedientes.

 

En el ya iniciado, el fiscal decidió imputar al dueño de la empresa Masterfull SRL Alejandro Balegno. En el nuevo expediente ordena investigar la actuación de todo el directorio del Instituto en funciones durante el periodo observado. Los miembros eran el actual diputado Carlos Bianchinelli (quien conforma un bloque en solitario llamado Juan Domingo Perón), el senador radical en funciones Miguel Bondino y el abogado Federico Domínguez, quien supo ser asesor letrado de la Municipalidad de Las Heras cuando Rubén Miranda era el intendente de esa comuna.

El Tribunal de Cuentas cuestionó liquidaciones del servicio a la empresa Masterfull SRL en tres ejercicios consecutivos. Entre 2013 y 2015 el organismo de control entendía que se habían pagado 9,5 millones de pesos que no tenían justificación.

 

En 2016 el Tribunal de Cuentas remitió todos los fallos en los que cuestionaba esa rendición de cuentas a la Fiscalía de Estado y este organismo presentó la denuncia penal.

El 28 de agosto pasado, la fiscalía de delitos económicos, con la firma del fiscal Capizzi y la del fiscal Adjunto en lo penal Gonzalo Nazar, decidieron la imputación del titular de Masterfull y también la del coordinador de servicios del Instituto de Juegos en 2014 Carlos Cardone; mientras que sobreseyeron al contador general Gonzalo Jerez.

En el mismo documento, Capizzi y Nazar decidieron abrir otra investigación paralela contra Bianchinelli, Bondino y Domínguez, para determinar su efectiva participación en el hecho.