Escribe el Lector Viernes, 9 de noviembre de 2018 | Edición impresa

Sobre la actitud del DT Gallardo    

Por Oscar Gordillo

El exitoso técnico de fútbol no dejará de serlo porque alguien que no es fanático de ningún cuadro (sí un simpatizante "chacarero") diga que lo que hizo en estos días el "Muñeco" Gallardo fue una gran irresponsabilidad. 

Y no lo digo porque podría haber dejado a su equipo fuera de la final, nada menos, de la Libertadores de América. Lo digo por algo mucho más grave, porque si hay algo que en nuestro país no nos podemos permitir es eso de no respetar las normas. 

Todos debemos acatar la ley, todos y con más razón si son personas públicas.

No es menor, no es un detalle, algo insignificante, algo que sólo afecta a los intereses de un equipo de fútbol, en este caso; es todo lo contrario, me parece. Es un acto que convalida, refuerza ese tipo de conducta que tenemos que abandonar si queremos transformarnos como sociedad en algo mejor de lo que somos.

Nunca el fin podrá justificar los medios. No respetar las normas es no respetarnos.
Queda claro que todos los que hacen cosas que están penadas, deberían "efectivamente" ser penados, esto sería también cumplir las normas por parte de los que administran la justicia.

No podemos seguir naturalizado el desacato, sea del "Muñeco", de "la Pulga", del flaco de la esquina, mío o del que fuere.

Seguramente no podremos terminar en el corto plazo con los grandes problemas que estamos padeciendo. Algo que sí está hoy a nuestro alcance es, por lo menos, que no nos sea indiferente este grave error del técnico de fútbol, que se traduce en un mensaje, en un muy mal ejemplo. 

En cuanto al gran partido de fútbol, ¡que sea una fiesta para todos y que gane el mejor!

Oscar Gordillo
DNI 16. 011.691