Espectáculos Lunes, 15 de abril de 2019

Sin spoilers: las sensaciones que dejó el estreno de Game of Thrones

El primer capítulo de la última temporada de la serie sirvió para reavivar el fuego.

Por Redacción LA

Casi dos años tuvieron que pasar para que por fin veamos algo nuevo de una de las más grandes series de la historia de la televisión. “Winter is here” es el nombre del primer capítulo de la octava y última temporada de Game of Thrones y, como la mayoría de los episodios apertura de cada entrega, sirvió para acomodar las piezas del juego que estaban dispersas y preparar todo para la guerra por venir.

 

La previa se hizo larga para aquellos que vivieron el estreno desde unos días atrás. La señal de HBO revivió las siete temporadas para alimentar el fuego del final que se acerca. De a poco fuimos recordando el camino de todos nuestros personajes favoritos de Westeros y  viendo cómo, uno a uno, se ubicaban frente a la inminente llegada del Ejército de la Noche.

Como era de esperarse, múltiples reencuentros se fueron dando de manera inminente. Sin ánimos de spoilear, la llegada del ejército de Daenerys Targaryen junto con Jon Snow a Winterfell era inevitable (lo vimos en el tráiler) y así consiguieron reunir gran parte del elenco en una sola locación.

El invierno está aquí. Hace varios capítulos el tiempo empezó a cambiar y junto con él, se acercaba la larga noche.  De a poco, el Rey en el Norte sumó poderosos aliados para enfrentar el frío destino. Su historia junto a la Madre de Dragones, ¿será la cuota de amor romántico que prepararon los escritores o tendrá un final poco convencional para acabar con la historia?

A lo largo del capítulo se fueron retomando viejos hilos y armando nuevos nudos. El guion de la serie vuelve a ser una pata fundamental de su éxito (sacando lo que tanto nos gusta de ver dragones, zombies y batallas). Es tan clara la monstruosa inversión que hay detrás de toda la producción, que los efectos especiales ya cruzan la línea de la inocente sensación de ilusión. ¿Qué tan real es nuestra fantasía de ver de cerca un dragón o que vuele junto a las montañas? El efecto funciona, pero te baja la imaginación.

 

Más al sur (y como también nos anticipó el adelanto semanas atrás) Cersei se arma para su propia sobrevivencia. Entre acuerdos, tanto monetarios como personales, la reina es protagonista de  un conflicto más para resolver en los cinco domingos que quedan. ¿Qué tan al sur llegará el invierno y la Larga Noche?

El episodio está lleno de emotividades. Cada escena que nos junta a personajes que solíamos ver juntos temporadas atrás, nos trae una suerte de nostalgia de aquellas aventuras. Arya Stark fue una de las que más recorrió el mapa, no sería sorpresa la emoción de sus reencuentros con sus múltiples compañeros de viaje, como ya vimos un poco en la séptima temporada.

Muchas puertas se abrieron: roces electrizantes, tensiones típicas de pasadas enemistades, situaciones que comprometían la función política de nuestros aristócratas favoritos de los Siete Reinos, se dan lugar en tres o cuatro escenarios que se repiten en varias secuencias, con el fin de ir cerrando esta historia. Por lo menos, la espera para un nuevo capítulo no es de unos meses.

La caída de HBO GO

Como pasó por allá en el 2017, la aplicación de la señal televisiva no dio abasto y su sistema cayó tiempo antes del ansiado estreno.

Debido al gran número de usuarios que intentaron acceder al servicio, HBO GO dejó de funcionar minutos antes de las 22, horario de la emisión del episodio en Argentina. La empresa no tardó en tratar de al menos ofrecer una solución al inconveniente: a través de su cuenta de Twitter, invitó a sus clientes afectados a unirse al chat en vivo de la empresa para poder sintonizar el show.