Economía Viernes, 14 de septiembre de 2018 | Edición impresa

Según un estudio, cuatro de cada diez mendocinos es “pobre energético”

El informe fue elaborado por la Asociación de Consumidores Mendocinos y estimó que en Mendoza hay 503.609 pobres energéticos.

Por Bárbara Del Pópolo - bdelpopolo@losandes.com.ar

Este jueves se presentó el índice provincial de “pobreza energética” elaborado por la Asociación de Consumidores Mendocinos. El estudio indica que cuatro de cada diez mendocinos debe destinar más del 10% de sus ingresos disponibles al pago de tarifas.

El informe ubica la “Canasta Energética de Gas para un hogar con hasta seis personas en  $ 737,72 y la de Electricidad en $ 446,17 mensuales, para los meses de abril, mayo y junio. 

De esta forma, la entidad estimó que en Mendoza hay 503.609 pobres energéticos y que el número aumentó considerablemente desde el año pasado, cuando el 24%, o 277.294 mendocinos, no alcanzaban a cubrir el valor de ambas canastas con el 10% de su salario disponible.

 

El salario disponible se calcula teniendo en cuenta el Ingreso Total de una familia (dato Indec), y restándole la Canasta Básica Alimentaria (que publica la Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas de la provincia), es decir el dinero que se destina a cubrir las necesidades básicas alimentarias. 

El abogado Martín Sevilla, vicepresidente de la Asociación de Consumidores explicó que para elaborar la canasta se seleccionó la mínima cantidad de artefactos necesarios en cualquier hogar.

Eso incluye cocina, calefón y calefactor para el consumo de gas y heladera, lavarropas, cinco focos, plancha, televisor, un cargador de celular y un ventilador para el cálculo eléctrico.

 

Con esto se determinó la cantidad mínima de m3 y khw para cada hogar y se elaboró la Canasta Básica Energética con los cuadros tarifarios vigentes. 

Finalmente, el abogado señaló que el consumo varía según el hogar, pero se tomaron en consideración grupos familiares muy diferentes para calcular los montos de facturación.

En el caso de la electricidad, se dedujo que los hogares de menor consumo pagan facturas que promedian los $ 381,81, mientras que los de mayor consumo pagan en promedio $ 691,39 mensuales (85% más que en el segundo trimestre del año anterior).

En el caso del gas, los hogares con menor consumo (unipersonales) tuvieron una factura promedio de $ 323,86 y los de mayor consumo alcanzan los $ 2.676,64 (hasta 17 personas), siendo los aumentos, con respecto al segundo trimestre de 2017 del 113% y del 67%, respectivamente.