Sociedad Vecinos Jueves, 15 de noviembre de 2018 | Edición impresa

Quieren que la municipalidad de Santa Rosa pinte gratis las casas para mejorar el humor

Se trata de una ordenanza que busca que los vecinos con las tasas al día pinten el frente de sus viviendas de manera gratuita.

Por Javier Hernández - jhernandez@losandes.com.ar

El Concejo Deliberante de Santa Rosa aprobó un curioso proyecto con el que pretende mejorar el ánimo de la gente, a través de una ordenanza que habilita a los vecinos que estén al día con sus tasas municipales a pintar sin costo el frente de sus casas. 

 

“Tener un pueblo pintoresco sin dudas puede ayudar a que la gente esté también un poco más alegre”, resumieron en el Concejo Deliberante, que aprobó por unanimidad el proyecto “Santa Rosa pinta”, una idea que tiene como antecedente cercano, un proyecto similar que La Paz llevó adelante en un puñado de barrios.

“El proyecto surgió de reuniones con la gente, de alguna unión vecinal e incluso de las escuelas, porque hay en Santa Rosa una necesidad evidente de mejorar las fachadas de muchas casas, algunas porque hace años que no se pintan y otras porque nunca lo hicieron”, comentó la concejal radical Débora Quiroga, y completó: “Hoy, una rápida recorrida por las calles de nuestro pueblo arroja una sensación de tristeza y hasta falta de motivación. Eso es un poco lo que queremos cambiar y lo que nos piden algunos vecinos”.

El proyecto se aprobó y contempla, para aquellos santarrosinos que estén al día con sus tasas municipales o que hayan solicitado un plan de pago, la posibilidad de acceder sin costo a un máximo de 10 litros de pintura látex para exterior, un proyecto que el Concejo pide poner en marcha en 2019 y repetir cada cinco años.

“Me parece una buena idea. El departamento tiene otros problemas, como la necesidad de trabajo, pero los santarrosinos necesitamos también acceder a este tipo de mejoras”, comentó Marcelo, vecino de Las Catitas: “Hace unos años se hizo algo parecido con las veredas, el vecino que estaba al día  ponía el material para hacer veredas nuevas y la comuna, la mano de obra”.

 

Según el HCD, el proyecto requiere una inversión de unos tres millones de pesos: “Una cifra que podría ser menor si el municipio hace algún tipo de canje por publicidad con la fábrica que gane la licitación”, agregó Quiroga, para quien la ordenanza podría alcanzar a unas 4.000 viviendas (solo si todos los vecinos pagaran sus tasas) y menciona además otros dos atractivos: promueve el pago del impuesto municipal, que hoy no supera el 20%, y puede ser un atractivo turístico.

Santa Rosa tiene una población de unos 16.000 habitantes y la principal fuente de trabajo es la comuna, luego el empleo estatal y en tercer lugar, la actividad privada. La crisis financiera municipal que dejó el ex intendente Sergio Salgado golpeó los bolsillos de una comunidad ya de por sí empobrecida, con sueldos muy bajos. Parte de esa realidad de la que cuesta sobreponerse se ve en el descuidado estado que muestran muchas de las viviendas del departamento.

Pero el Ejecutivo le bajó el pulgar a la ordenanza, aunque asegura, no a la idea: “Hace tiempo que esta gestión analiza ese tema y de hecho, hay un proyecto al respecto en el área de Turismo”, comentó el secretario de Gobierno, Marcos Nuarte: “El problema con la ordenanza es que los ediles no explican cómo se consigue el dinero para garantizarle pintura a los vecinos (unos siete millones de pesos) y se limita a una suma de buenos deseos”.

Sobre este punto, Débora Quiroga señaló: “La ordenanza salió con tiempo precisamente para que el financiamiento de proyecto sea tenido en cuenta en el Presupuesto municipal 2019, que todavía se está armando. Hay tiempo para incluir esta idea y es en lo que vamos a insistir desde el Concejo”.

El “exitoso” antecedente de La Paz

A lo largo de 2011, la comuna de La Paz implementó, en cinco barrios del departamento, un programa que apuntaba a embellecer las casas de los vecinos y que el municipio calificó en su momento de “exitoso”.

 

La idea fue convocar a los vecinos a pintar los frentes de sus viviendas y competir por el premio que ofrecía la municipalidad: la pintura y los materiales necesarios para poder embellecer el interior de la vivienda.

Entre otros barrios, el proyecto se desarrolló en Cacique Corocorto II y III, también en La Menta y en las 20 viviendas del barrio Desaguadero. “La convocatoria fue ideal, ya que participaron todos los vecinos de los barrios elegidos”, señalaron desde la comuna, y subrayaron “la solidaridad entre los vecinos, ya que los que no tenían experiencia en pintar su vivienda, fueron aconsejados por los demás”.

Finalmente y más allá de que hubo ganadores en cada barrio que recibieron la pintura para el resto de la casa, la comuna repartió regalos entre los vecinos por el esfuerzo: “Fue una linda experiencia que demuestra que se puede encarar tareas en conjunto que mejoren el lugar en el que todos vivimos”, dijo entonces el ex intendente Gustavo Pinto.

Una postal de ese proyecto es el grupo de casas del barrio en Desaguadero, pintadas a nuevo en su momento y con colores muy vivos, claramente visibles desde la ruta 7.