Muy Tecno Domingo, 25 de febrero de 2018

Samsung presentó el Galaxy S9 y le compite al iPhone X con sus mismas armas

El nuevo dispositivo fue presentado en el inicio del Mobile World Congress en Barcelona. Pantalla abarcativa y Face ID entre sus funciones.

Por AFP

El gigante surcoreano Samsung introdujo este domingo su nuevo teléfono móvil de alta gama, el Galaxy S9, pensado para sacar provecho a la realidad aumentada, al arrancar de manera oficiosa este domingo el Mobile World Congress (MWC) en Barcelona.

Ausente el año pasado, Samsung se benefició de las presentaciones más discretas de sus rivales de las telecomunicaciones para lograr que la estrella de la jornada, previa a la apertura oficial del MWC el lunes, fuera su nuevo teléfono bandera.

Dotado de tecnología que permitirá el uso de aplicaciones de realidad aumentada, el Galaxy S9 posee un diseño renovado, pero conserva sus bordes curvos y confirma la tendencia entre los fabricantes: la pantalla abarca casi la totalidad de la cara frontal del aparato.

Éste, disponible al público a partir del 16 de marzo, será capaz de transformarse en un PC, gracias a la utilización de una serie de accesorios, e incluye la posibilidad de desbloquearlo ya sea mediante clave, huella digital, reconocimiento facial o escáner de retina.

El gigante surcoreano había adelantado que su nuevo teléfono, cuyo precio puede incrementarse sensiblemente con respecto al Galaxy S8, tendrá mejoras sensibles en su cámara.

"Los nuevos S9 parecen muy prometedores (...). Por ahora, son innovaciones incrementales, sin una ruptura total. Samsung tendrá que hacer uso de su máquina de marketing para posicionar correctamente estos nuevos teléfonos inteligentes", comentó Thomas Husson, vicepresidente y analista principal de Forrester Consultant.

Un poco más temprano este domingo, el gigante chino de las telecomunicaciones Huawei lanzó sus novedades, el computador portátil Matebook X Pro y la tableta MediaPad M5.

Habrá que esperar hasta el 27 de marzo para que Huawei, número tres en el mundo en el mercado de los teléfonos inteligentes, desvele en París su nuevo teléfono de alta gama, el P20, sucesor del P10.

Los nuevos dispositivos, dotados de un tiempo de carga reducido, una mayor duración de la batería y de capacidades técnicas mejoradas en comparación con las versiones anteriores, integran una interconexión simplificada entre los diferentes aparatos de la empresa: computador, tableta y teléfono inteligente.

Huawei aprovechó para presentar lo que dijo es el primer chip que integra las normas de la red 5G, adoptadas finalmente por la industria en diciembre pasado, un elemento que será central en el futuro.

Por su lado, el grupo surcoreano LG lanzó una actualización de su V30, el V30S, que tiene la particularidad de incorporar la inteligencia artificial.

A imagen de Samsung, LG cuenta con integrar la inteligencia artificial en todos los aparatos producidos por el grupo, desde los teléfonos inteligentes a los televisores.

Pero la empresa no introdujo un nuevo teléfono de alta gama para suceder al LG G6, presentado en la edición de 2017 de este Congreso mundial de la telefonía móvil, que se realiza en la ciudad catalana.

La jornada culminaba con una cena en presencia del rey de España Felipe VI, en el Palau de la Música en Barcelona. En los alrededores del recinto varios centenares de independentistas catalanes se congregaron para repudiar la presencia del jefe de Estado, con banderas secesionistas y haciendo sonar cacerolas.

La alcaldesa de Barcelona, la izquierdista Ada Colau, y el presidente del Parlamento catalán, el independentista Roger Torrent, no participaron en la recepción oficial al rey, rompiendo el protocolo.

Ambos le reprochan no haber mencionado directamente a los heridos de las cargas policiales ocurridas durante el referéndum de autodeterminación del 1 de octubre en Cataluña, que los independentistas realizaron pese a la prohibición de la justicia.

Se espera que el Congreso de la telefonía móvil, que se prolongará hasta el jueves, reciba a más de 100.000 personas.