Policiales Miércoles, 12 de septiembre de 2018 | Edición impresa

Robaron una topadora de El Carrizal para llevarla a San Juan

La máquina estaba en un predio del dique y la trasladaron a San Martín, donde la pintaron. Pero debieron abandonarla.

Por Javier Hernández - jhernandez@losandes.com.ar

Una enorme topadora oruga que realizaba obras en un terreno de El Carrizal fue robada por delincuentes, que la sacaron del lugar en un carretón y la mantuvieron oculta en San Martín. Según información policial, intentaron llevarla a San Juan a través de la ruta 142. Aunque finalmente debieron abandonarla.

"Es una máquina grande, pesa varias toneladas, y detrás del robo hubo toda una logística que incluyó no sólo el traslado y el escondite temporario, sino que hubo algunas maniobras para intentar disimularla durante los movimientos que hicieron de un lugar a otro", comentó una fuente de la División Sustracción Automotores de la zona Este.

 

El hecho ocurrió en un predio del dique El Carrizal, donde una empresa de San Rafael trabaja en una obra vial. "La tarea diaria de estas empresas depende de los suministros que les llegan y, a veces, tienen mucho para hacer pero hay días en los que los equipos están parados", comentó la fuente.

Aprovechando dos o tres días que las máquinas estuvieron paradas, una banda sacó del predio la topadora Fiat AD 14, que fue trasladada en un carretón tirado por un camión. "Cuando el dueño de la máquina llegó al lugar no lo podía creer", agregó la fuente.

 

La denuncia quedó radicada en la Oficina Fiscal 11 de Luján pero, a partir de las primeras investigaciones, surgió el dato de que a la topadora la habrían llevado a San Martín.

El robo de la máquina fue descubierto el viernes pasado y en los días siguientes hubo un par de allanamientos realizados por personal de Sustracción de Automotores. “Estaba en San Martín. La buscamos en un domicilio del carril Montecaseros y en calle Tucumán sin resultados, pero sabiendo que estábamos cerca y que la estaban moviendo”, comentó un pesquisa.

 

Para intentar disimular su procedencia, la banda decidió quitar el ploteado y pintar a nuevo la máquina. Todo indica que la banda se vio cercada por los investigadores y, ante la posibilidad de caer, se desprendieron de la topadora, que terminó en un cañaveral del carril Chimbas, al norte de San Martín, cerca del pueblo de Chapanay. "Había quedado oculta. Creemos que no se quisieron arriesgar a viajar por la 142 y que intentaron que el asunto se 'enfriara' unos días, para luego retomar el traslado", completó la fuente. Por el caso, no hay detenidos hasta el momento.