Mundo Miércoles, 11 de julio de 2018

Revelaron el primer video del rescate de los niños de la cueva de Tailandia

En las imágenes se ve como los trasladan en camillas. Los chicos van aparentemente sedados.

Por Agencias

Un video del rescate de 12 niños de un equipo de fútbol y de su entrenador de una cueva tailandesa inundada -en la que estuvieron más de dos semanas atrapados- muestra a algunos de ellos en camillas, aparentemente sedados y vestidos con equipos de buceo.

Las imágenes, publicadas en la página Facebook de los comandos de la marina tailandesa, muestran a muchos buzos tailandeses y extranjeros usando poleas, cuerdas y tubos de goma para sacarlos de la red subterránea.

Algunos de los niños tailandeses fueron sacados de la gruta en camillas estando "dormidos", afirmó un socorrista, excomando de la marina tailandesa que participó en la operación.

 

Se trata de uno de los primeros detalles proporcionados sobre la compleja operación de rescate de 12 niños y su entrenador de fútbol, atrapados durante dos semanas en una cueva inundada por la crecida de las aguas, y que fueron rescatados desde el domingo al martes, en varios grupos.

"Algunos de ellos estaban dormidos, otros movían los dedos (como si estuvieran) 'groggy'. Pero respiraban", detalló el comandante Chaiyananta Peeranarong, que fue el último rescatista que salió de la gruta tras el rescate de los niños, de 11 a 16 años, y su entrenador.

Trece buzos extranjeros y los comandos tailandeses extrajeron a los niños en tres grupos.

 

Los niños han sido puestos en cuarentena en el hospital de Chiang Rai. Pese a todo, están en buen estado físico y mental, según indicaron las autoridades.

La recuperación 

Los 12 niños y su entrenador milagrosamente rescatados de una gruta en Tailandia, deben ahora emerger mentalmente en una difícil vuelta a la normalidad.

Estuvieron separados de sus familias durante más de dos semanas, privados de luz y de comida -rodeados por una agua turbia que los persiguió en los túneles hasta dejarlos en un estrecho promontorio- sin saber durante nueve largos días si serían alguna vez hallados, hasta que fueron milagrosamente descubiertos por buzos británicos.

Pese a todo, los niños están en buen estado físico y mental, según indicaron las autoridades basándose en los informes del hospital Chiang Rai, donde se encuentran en cuarentena.

 

Pero acecharán en los próximos meses las pesadillas, la claustrofobia, la tristeza o los ataques de pánico tras una experiencia tan traumática, coinciden los expertos.

"Después de semejante trance, el traumatismo puede emerger cuando se está en la oscuridad, en una habitación cerrada, cuando se debe pasar un escáner o incluso cuando se nada" explica Jennifer Wild, del Centro de estudios sobre la ansiedad y los traumatismos, en Oxford, interrogada sobre el drama vivido por los niños en el Science Media Centre.