Opinión Lunes, 5 de noviembre de 2018 | Edición impresa

Rejas en barrios de Guaymallén: es construcción de ciudad - Por Cintia Brucki

Los enormes problemas de conectividad urbana que posee Guaymallén hacen necesario avanzar con fuerza para mejorarla.

Por Cintia Brucki - Directora de Planificación de Guaymallén

Al espacio público hay que entenderlo como aquel conformado por parques y plazas, pero principalmente por calles, veredas, bulevares, etc. Estos espacios han visto vulnerada su razón de ser por el accionar de parte de algunos vecinos en el cierre de calles, veredas y plazas, los que en algunos casos han sido avalados por el Estado municipal. 

El espacio público tiene un rol fundamental en la construcción de ciudadanía, en el ordenamiento del territorio y en la movilidad urbana. Esto hace que los gobiernos municipales tengan la responsabilidad de priorizar la defensa del espacio público y la generación de más espacio público y de calidad. 

El espacio público fue, es y seguirá siendo el lugar para el ejercicio de la ciudadanía y la expresión de los derechos civiles. Este se puede valorar por la intensidad y la calidad de las relaciones sociales que facilita y por su capacidad de estimular la expresión y la integración cultural. 

Los enormes problemas de conectividad urbana que posee Guaymallén hacen necesario avanzar fuertemente en sanear la misma para mejorar las condiciones de transitabilidad del transporte público o privado, pero principalmente para el ciclista y el peatón, ya que la falta de conectividad urbana afecta en mayor medida a estos últimos. A lo expuesto, hay que sumarle el pésimo estado de la trama vial al momento de asumir la actual gestión, que obligó a poner en marcha el plan de obra de reparación de calles más intenso de la historia de la comuna. Esta situación generó que, durante su ejecución, los vecinos sufriéramos la falta de una red de calles que permitiera generar alternativas de desvíos. 

Es importante destacar también que los problemas de conectividad urbana afectan la ejecución de planes de emergencia, en caso de siniestros o catástrofes, ya que las rejas, las barreras y los muros clandestinos, por un lado, imposibilitan que ambulancias, camión de bomberos y equipos de gran porte puedan desplazarse con celeridad y, por otro lado, al quedar las veredas en el interior del barrio cerrado, obligan a los peatones a circular por calles de alto tránsito. 

En definitiva, permitir esto es vulnerar el derecho de los vecinos de todo el departamento, desconocer la responsabilidad del Estado municipal y pensar al espacio público como un lugar de exclusión social y supresión de derechos. 

La postura de esta gestión es y seguirá siendo avanzar tanto en la recuperación del espacio público, asegurando la libre y mejor transitabilidad de los ciudadanos, como en el crecimiento del ejido urbano de Guaymallén, en forma ordenada y planificada. 

Las medidas necesarias para la recuperación del espacio público que se están llevando adelante son las relacionadas con las aperturas de nuevas calles, ensanche de calles, apertura de barrios públicos cerrados, construcción de nuevas plazas y mejora de espacios verdes. Como referencia, podemos mencionar que, en menos de 3 años, hemos realizado la apertura de calles Lamadrid, Remedios de Escalada, San Lorenzo, Palacios, Cadetes Argentinos; y el ensanche o regularización de la línea de Godoy Cruz, Saravia, Arturo González, Azcuénaga, Avellaneda, Pedro del Castillo y 9 de Julio, entre otras.