Arquitectura Miércoles, 28 de noviembre de 2018

Rediseñar los espacios exteriores con toldos

Están diseñados para responder a las necesidades de los diferentes espacios como balcones, galerías, jardines y terrazas.

Con la llegada de los meses más cálidos, los toldos resultan una manera inteligente de prolongar los ambientes interiores en las estaciones más cálidas, así como ahorrar energía. Entre sus características más distintivas destacan sus juntas sin costuras, las telas con mayor performance y las carpinterías blancas o negras.

Son muy decorativos, gracias a su moderna elección de telas y detalles en la perfilería. Además, es posible elegir la perfilería de los toldos no sólo en el clásico blanco sino también en color negro, lo que resulta ideal para combinar con los sistemas de carpintería más modernos.

Las telas están disponibles en opciones acrílicas, screen y vinílicas en una amplia gama de tramas, diseños y colores muy originales. Este tipo de telas cuentan con procesos de última generación que les confieren características superiores: una gran resistencia a la intemperie, colores duraderos y resplandecientes por más tiempo y mayor limpieza, ya que rechazan de forma duradera la suciedad.

Asimismo, ofrecen un mayor bloqueo del paso del agua, el calor y los rayos UV. Todas las telas permiten altísimos grados de protección UV, ya que según el tejido filtran entre el 95% y el 100% de los rayos UV, aportando un gran confort térmico. Gracias a esto es posible evitar el consumo excesivo de climatizadores en los interiores, obteniendo un importante ahorro en el consumo de energía.

Pueden presentar dos tipos de accionamiento: manual o motorizado. El accionamiento manual se realiza con una manivela, de forma ágil y sencilla. El accionamiento motorizado se acciona a través de un control remoto o tecla, y puede controlarse en forma individual o en grupos. Estos últimos también pueden ser automatizados mediante sensores de sol y viento, que permiten que los toldos se accionen de forma automática ante los cambios climáticos para prevenir daños.

¿Qué solución elegir según el espacio?

En balcones, galerías y para generar protección exterior en las aberturas, los toldos verticales son ideales. Permiten filtrar los rayos UV antes de que lleguen al interior del ambiente; y en el caso de los balcones y las galerías permiten cerrar los espacios exteriores generando agradables condiciones de temperatura. Su funcionamiento con tensores guía o canales laterales, favorece la fijación del toldo en cualquier posición.

En toldos verticales, la novedad son aquellos que se adaptan a las últimas tendencias de diseño de la arquitectura contemporánea. El sistema está diseñado de forma tal que los laterales de la tela están guiados en todo su recorrido y sólo puede ser motorizado. Con este modelo se logra una mayor resistencia a la presencia de viento y se evitan los movimientos.

En el caso de los jardines, terrazas y ambientes abiertos los toldos proyectantes son una excelente solución. Permiten prolongar los espacios interiores hacia el exterior y en días soleados permiten crear espacios con temperatura agradable.

Una situación especial la constituyen las galerías con techo vidriado, que ofrecen mucha luz y excelentes visuales, pero que se encuentran poco protegidas en los horarios de sol. Para este caso existe el modelo Roller Tess, una solución muy efectiva para resolver la necesidad de cubrir aberturas de gran tamaño en cualquier ángulo. En el caso de las galerías vidriadas, Roller Tess se desplaza de forma horizontal ofreciendo una excelente protección solar.

Fuente: Hunter Douglas