Sociedad Miércoles, 12 de septiembre de 2018

Reclamaban que les quitaron a su hijo adoptivo pero habían devuelto a las hermanas

La pareja había recibido a dos niñas de 7 y 6 años y a un bebé. Pero después de un tiempo decidieron quedarse sólo con el varón.

Por Redacción LA

Una pareja de San Juan acudió a los medios de comunicación para pedir que les devolvieran a su hijo adoptivo. Sin embargo, las intenciones del matrimonio quedaron al descubierto luego de que la Justicia explicara porque habían perdido la guarda del niño.

La pareja había recibido a tres hermanitos, dos niñas de 7 y 6 años y un bebé. Pero después de un tiempo decidieron quedarse solo con el varón y devolver a las nenas bajo el argumento que “no habían conectado con la familia”. Esto generó muchos interrogantes en el Estado.

 

Según informó el diario El Tiempo de San Juan, Alberto Otiñano y su esposa Natalia, hablaron con medios de comunicación y aseguraron que estaban “desesperados” y que lo que les había ocurrido era una injusticia.

El mensaje llegó a los oídos de la jueza de la causa y salió a explicar la situación. “La pareja devolvió en abril o mayo a las dos hermanas más grandes y debido a esto comenzó una evaluación por parte de la Dirección de Niñez de la situación del chico” explicó María Julia Camus al mencionado diario.

"Ahí se reveló que el niño también estaba en riesgo de ser expulsado del núcleo familiar, al igual que lo fueron las dos hermanas más grandes”, agregó. Además, la letrada contó en qué situación encontraron a las nenas a dos años de haber sido adoptadas.

 

Las niñas sufrieron violencia de tipo psicológica. Las culparon de la situación, las criticaban y les dijeron que así nunca iban a conseguir una familia. Yo personalmente escuché el relato de una de las niñas”, dijo Camus. Frente a este panorama, la Justicia determinó que el niño también fuera retirado de la familia adoptante.

“Yo fui ese día y es mentira lo que ellos manifestaron en los medios, que el bebé lloraba pidiendo por sus padres. El nene lloró porque estaba durmiendo y lo despertaron, pero nunca pidió por su mamá ni por su papá. Esto fue una de las cosas que más me llamó la atención”, dijo la jueza.

 

Un nuevo comienzo

En la actualidad, las dos nenas se encuentran con asistencia psicológica y en un nuevo hogar donde están transitando la guarda con vistas a adopción.

El varón continúa bajo la guarda del Estado pero están evaluando si las personas que se hicieron cargo de sus hermanas pueden también recibirlo.  Ocurra o no el menor seguirá vinculado a las pequeñas lo cual no hubiera sido posible en la casa de los Otiñano.