Economía Martes, 23 de octubre de 2018 | Edición impresa

Reactivan la negociación por el nuevo Hospital Español

El presidente de la prepaga que formaría sociedad con el nosocomio confirmó que iniciaron un nuevo intercambio de contratos.

Por Bárbara del Pópolo - bdelpopolo@losandes.com.ar

A comienzos de 2016, Swiss Medical anunció su plan de desembarco en el Hospital Español, con una renovación del establecimiento que debía estar lista para mediados de este año y prestaciones mejoradas para los asociados. Sin embargo, una serie de inconvenientes paralizaron el proyecto.

Ahora, el presidente de la prepaga, Claudio Belocopitt confirmó que se ha iniciado “un nuevo intercambio de contratos para concretar el llamado a la asamblea final”, aunque las autoridades del nosocomio no lo confirmaron y aseguraron que la iniciativa “continúa paralizada”.

 

La inversión inicialmente fue proyectada en alrededor de U$S 40 millones, pero en el camino “pasaron un montón de cosas”, explicó Belocopitt. “El origen del problema tuvo que ver con un conflicto del Español con la obra social OSDE, lo que generó una serie de dificultades importantes en la compañía y en el sector. Logramos resolverlo, pero en el medio de esa divergencia surgieron las crisis económicas que hicieron alterar las características del proyecto”, agregó el empresario e indicó que planean “empezar de nuevo”.

Belocopitt hizo mención a lo que se definió como “la guerra de las prepagas”, un conflicto que en Mendoza comenzó a librarse al inicio del año 2016, entre Swiss Medical con su plan de hacerse cargo del Hospital Español y OSDE, que en sociedad con Grupo Ase (Medifé), anunció la construcción de su primer hospital en Godoy Cruz. 

El presidente de Swiss Medical asegura que el plan, aunque renovado, sigue vigente. “El proyecto consiste en que nos hagamos cargo de la cartera del Español, inclusive de sus afiliados, y que hagamos una reforma estructural y tecnológica para ponerlo a la altura de la modernidad que la medicina de hoy requiere”, recordó el empresario.

En tanto, desde el Hospital Español prefirieron no hablar sobre el proyecto ya que, según entienden las autoridades del mismo, continúa paralizado. En el medio quedaron algunos trabajadores del nosocomio, quienes advierten que la situación económica del Español se agravaría.

 

Cabe recordar, que al inicio del proyecto, el pasivo del hospital ascendía a $145 millones y el acuerdo significaba que la prepaga la absorbiera. En caso de que no se avance con el proyecto, hay muchos puestos de trabajo en riesgo, especialmente los que están enmarcados en contratos con vencimientos, que podrían no ser renovados. 

Exención tributaria

El último obstáculo que imposibilitaría la inversión es la pérdida de una exención de Ingresos Brutos que tiene el Hospital. Es que si se cambia la razón social de la mutual a Sociedad Anónima, esta perdería el beneficio y pasaría a pagar un 5% por dicho concepto.

“El Español tiene una exención en el pago de Ingresos Brutos en la provincia. Es un impuesto muy alto que está en el orden del 5%. Nosotros necesitamos que el hospital en sí mismo mantenga esta exención, porque 5% es un número exorbitante, sobre todo cuando hablamos de que las compañías de salud trabajan con márgenes de entre 1% y 2%”, explicó el titular de Swiss Medical.

 

Según el empresario, la imposición de la totalidad de Ingresos Brutos podría ser contraproducente con la necesidad de inversión que tiene la provincia y con la generación de puestos de trabajo y de tecnología que la concreción del proyecto significaría. No obstante, desde el Ministerio de Hacienda de la provincia aseguraron que aún no han recibido un pedido de exención por parte de la empresa.

El edificio  construido  “desde cero”

La firma de medicina prepaga anunció que compraría el hospital Español en marzo del 2016, el proyecto significaba que Swiss Medical pondría el capital para saldar las deudas del Español y reconstruir el edificio “desde cero”. 

Hasta ese momento, se les prometía a los 16 mil socios que no percibirían aumentos en sus cuotas, sino que se crearía un nuevo plan para los nuevos socios que podrían optar por el plan “Swiss Medical Español”. 

En junio del mismo año se realizó una asamblea para que fueran los propios socios quienes decidieran si avalaban la fusión. De las 600 personas que asistieron a la misma, 579 prestaron la conformidad con la que se debía dar inicio al proyecto que duraría tres años y para el que Swiss Medical había prometido U$S40 millones para el edificio y U$S 20 millones para comprar maquinaria de alta tecnología.

 

 

Más allá del acuerdo, la Sociedad de Beneficencia y Mutualidad que gestiona el Español avanzó en 2017 con el plan de inversiones anunciado: se amplió el pabellón de maternidad y se adquirió, por U$S 1,5 millón, un resonador magnético. 

Por ahora el proyecto central sigue sin avanzar, pero Swiss Medical asegura que las inversiones siguen en pie. En 2016, el presidente de la empresa, Claudio Belocopitt, aclaraba que el beneficio se vería en el producto a nivel nacional. “La compañía tiene presencia en negocios como bancos y compañías telefónicas. Eso nos dará un retorno a largo plazo”, señalaba.

Expansión por el país

Aunque la sociedad de Hospital Español y Swiss Medical lleva tres años de negociaciones (se anunció a comienzo de 2016), la prepaga sí ha podido concretar sus planes de expansión en otras provincias.

Sirve de ejemplo la construcción de un edificio de cinco pisos y dos subsuelos de 24.000 m2  que se construye desde junio en Nordelta, Buenos Aires. 

El Sanatorio Swiss Medical ofrecerá servicios de Internación clínica, cirugía, obstetricia, neonatología, consultorios externos para adultos y niños y un centro de imágenes.

Según lo informado por la compañía, este proyecto de inversión privada tiene un costo de U$S 80 millones.