Policiales Jueves, 9 de agosto de 2018

Quince años de prisión para la sanjuanina que mató a su esposo: dicen que fue autodefensa

El crimen ocurrió en junio de 2017. Los fiscales y la querella habían pedido perpetua, pero el informe de un psiquiatra fue crucial.

Por Redacción LA

La Justicia de San Juan condenó a 15 años de prisión a una joven de 24 años que mató de un puntazo en el corazón a su marido el año pasado. Si bien los fiscales pidieron perpetua, la sentencia fue menor porque la mujer se habría defendido de un ataque antes de matar.

El crimen, ocurrido en junio de 2017 en la zona de Trinidad, conmocionó a la vecina provincia debido a la que la víctima fatal, identificada como Alfredo Turcumán, pasó nueve días internado. Tras ser operado, su cuerpo no resistió más y falleció el 13 de junio.

La única sospechosa desde el principio fue Claudia Moya (24), su pareja. Estaba embarazada fruto de su relación con el fallecido, pero luego quedó detenida. La defensa siempre alegó que la mujer era víctima de violencia, mientras que la querella, familiares y amigos de Turcumán hablaban de una relación enfermiza en la que la mujer maltrataba constantemente al joven.

 

De acuerdo a Tiempo de San Juan, la fiscalía presentó testigos que defenestraron a la mujer enjuiciada, describiéndola como una persona violenta, manipuladora y calculadora. Además hacían prever que el homicidio podría haber sido premeditado. En consecuencia, pidieron que la pena sea perpetua.

En la vereda contraria, el psiquiatra forense Héctor del Giudice argumentó que el puntazo que realizó Moya fue un acto reflejo, de autodefensa. “Es una combinación de reacciones, instintiva y reactiva. Ella no es pusilánime, enfrenta, ante todos los problemas que tiene y trata de darles una solución", dijo el especialista.

 

Finalmente, la sanjuanina de 24 años recibió una condena por 15 años en la cárcel por el delito de homicidio agravado por el vínculo, dado que Turcumán era su pareja y el padre de su hija. En ese sentido, los jueces de la Sala III de la Cámara Penal, Eugenio Barbera, Maximiliano Blajman y Ernesto Kerman, coincidieron con los fiscales Eduardo Mallea y Claudia Salica en la tipificación del delito.

Pese al dolor de la familia del fallecido, Mónica Aragón, madre de Claudia Moya, consideró al fallo como “injusto”. Desde que su hija entró en la Sala, no dejó de mirarla, con un dejo de tristeza y resignación.

 

"Yo soy la que viví con ellos. He visto mucha gente decir que no hay justicia y hoy no la hubo porque hubo mucha mentira, de parte de la familia de ellos", se limitó a decir a Diario de Cuyo.