Sociedad Jueves, 8 de noviembre de 2018

Quién es la haitiana que quiso escapar con su bebé y mordió a una médica del Lagomaggiore

La atacante tiene HIV y esto preocupó aún más a la profesional afectada y a sus compañeros.

Por Redacción LA

El pasado 6 de octubre una mujer haitiana dio a luz en Mendoza, desde ese día su pequeño permanece en neonatología del Hospital Lagomaggiore. La madre está en situación de calle y no cuenta con los medios necesarios para mantener a su hijo.

 

Sin embargo, esta historia no cobró relevancia por la difícil situación de la extranjera, sino porque cuando la mujer se enteró de que las autoridades decidieron que el Órgano Administrativo Local (OAL) se encargara de la custodia del pequeño, intentó llevárselo por la fuerza del nosocomio capitalino. En medio de ese intento de fuga, la haitiana mordió a una médica.

El caos en la neo del Lagomaggiore se desató el martes cerca de las 15. En ese momento, la mujer haitiana, se enteró de la decisión del Estado y enfureció. Cuando quiso agarrar a su pequeño para dejar el hospital, forcejeó con personal policial y médico, en medio de esta trifulca, la mujer mordió a una profesional.

“La mujer, como cualquier otra a la que le sacan el bebé, se puso nerviosa, lo agarró fuerte y hubo una especie de forcejeo”, confirmó el director del Lagomaggiore, Mario Bustos Guillén. “Como ella no tiene casa, ni medios para cuidar a su bebé, interviene el OAL para llevárselo en custodia”, fundamentó.

Si bien Bustos Guillén reconoció que pudo haber habido rasguñones y tarascones propios de una situación como tal, minimizó el hecho.

 

Distinta fue la versión de la médica damnificada que aseguró haber sido mordida, lo que le provocó un hematoma y una pequeña escoriación en la piel. “Además, como la madre tiene código de HIV, los médicos de la ART me dieron los anti retrovirales”, explicó.

Ella aseguró sentirse desamparada por la situación y hasta teme represalias. Recordó que la mujer haitiana estaba alterada y había armado las valijas para irse con otro hombre. “Lo que ella tiene no es problema médico, sino un problema social”, remarcó. Asimismo reconoció que lamentablemente se encuentran expuestos de forma constante a situaciones similares.