Salud Domingo, 1 de julio de 2018

¿Qué son las contracciones Braxton Hicks?

A diferencia de las contracciones del parto, las Braxton Hicks son irregulares y de menor intensidad.

Por Dra. María del Carmen Junes, M.N. 98560, obstetra

Durante la gestación del bebé, el cuerpo de la mujer atraviesa numerosos cambios acompañados de nuevas sensaciones. Algunos de ellos son notorios y otros pasan más desapercibidos. Las contracciones Braxton Hicks a veces generan confusión en las futuras mamás, ya que presentan cierta similitud a las contracciones partales. ¿En qué se diferencian? ¿Hay que asistir al médico?.

Las contracciones uterinas registradas durante el embarazo son:

- Contracciones Tipo A o de Álvarez: son de poca intensidad, confinadas a pequeñas áreas del útero, con una frecuencia de una por minuto, son indoloras y no son percibidas por la embarazada ni por palpación abdominal.

- Contracciones Tipo B o de Braxton Hicks: son de mayor intensidad y se propagan a un área más grande del útero. Son percibidas por la palpación abdominal y la embarazada puede percibirlas como un endurecimiento indoloro del útero. Tienen una frecuencia muy baja, que va aumentando a medida que progresa la gestación.

Las contracciones de Braxton Hicks se diferencian de las contracciones partales en que son irregulares y de menor intensidad. Son indoloras, pero los estados elevados de tensión nerviosa de la embarazada, al ascender su umbral de sensibilidad al dolor, las hace dolorosas.

Son parte de un proceso fisiológico normal, por lo cual es fundamental la contención de la embarazada, como así también su explicación en lenguaje claro y sencillo. A partir del  acompañamiento y control prenatal adecuados, surge si existen otros factores psicológicos o familiares que puedan hacer más sensibles a las gestantes a las contracciones de Braxton  Hikcs.

Si las embarazadas las perciben como dolorosas y no se resuelven con la contención y la explicación de que son parte de un proceso fisiológico, se pueden utilizar antiespasmódicos, indicados por el profesional que las acompañe en esta etapa.

Si las contracciones se hacen regulares, es decir que se presentan de 2 a 3 contracciones cada 10 minutos en un período de una hora que no ceden con el reposo, deben consultar con su médico de cabecera.