Mundo Miércoles, 5 de diciembre de 2018

Putin amenazó con una carrera armamentística si EEUU se retira de acuerdo nuclear clave

El presidente ruso dijo que si Estados Unidos empieza a desarrollar misiles prohibidos por el pacto, su país también lo hará.

Por Redacción LA/Télam

El presidente ruso, Vladimir Putin, advirtió hoy a Estados Unidos que si se retira de un acuerdo de control nuclear clave y empieza a desarrollar los misiles prohibidos por el pacto, su país también lo hará.

La amenaza de Putin sube la apuesta en la disputa después de que el gobierno del presidente estadounidense, Donald Trump, anunciara ayer que en 60 días se retirará del primer tratado de desarme nuclear de la Guerra Fría, acusando a Rusia de incumplirlo.

 

El ultimátum estadounidense llegó luego de que el propio Trump dijera en octubre pasado que su gobierno denunciará el Tratado de Fuerzas Nucleares de Mediano Rango (INF) de 1987 porque Rusia y China -que no es signatario del pacto- lo estaban violando.

"Ahora, se ve que nuestros socios estadounidenses consideran que la situación ha cambiado tanto que Estados Unidos también debe disponer de esas armas. "Cuál será nuestra respuesta" Simple: nosotros también lo haremos", dijo Putin a la prensa local.

En relación con el ultimátum de 60 días que el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, dio ayer a Moscú para que deje de violar el tratado, el líder ruso aseguró que "llegó un poco tarde".

 

"Al principio, la parte estadounidense anunció sus intenciones de salirse del tratado y después empezó a buscar motivos para hacerlo. El principal motivo es que nosotros lo violamos. Al mismo tiempo, como es habitual, no se presenta ninguna prueba de nuestra violación", señaló.

Según la OTAN, Rusia viola el tratado con el misil de crucero ruso Novator 9M729 (SSC-8, según la clasificación de la OTAN), que según los políticos rusos tiene un alcance de 498 kilómetros, dos menos del límite para que se considere una violación. 

Putin recordó también que Estados Unidos ya hizo lo mismo en 2002 cuando abandonó también el tratado de defensa antimisiles, que era una de las piedras angulares de la seguridad internacional.

"Aún así, no tuvieron ningún problema en salir de allí...Lo mismo ocurre ahora, pero piensan a quien culpar de su, bajo mi punto de vista, irreflexivo paso", dijo.

Putin, que no pudo tratar ese asunto el sábado en Buenos Aires con Trump, que canceló el encuentro por el incidente naval en el mar Negro, ha advertido que la renuncia al INF provocará una nueva carrera armamentista en el mundo.

 

Además, amenazó con apuntar con el armamento estratégico ruso a los países europeos que decidan acoger misiles estadounidenses como ocurriera en tiempos de la Guerra Fría.

Putin mantiene que la Casa Blanca nunca ha presentado pruebas de dichas violaciones y que Estados Unidos fue el primero en infringir el acuerdo al emplazar en Rumania elementos estratégicos del escudo antimisiles como el sistema de combate Aegis. 

Más temprano, la vocera de la Cancillería rusa confirmó que Estados Unidos comunicó oficialmente ayer a Rusia su intención de retirarse del tratado en dos meses si Moscú no suspende el desarrollo del polémico misil de crucero.

"Recibimos estos documentos de notificación para su ulterior tramitación. En el texto se reproducen acusaciones infundadas, sin ninguna base, de supuestas violaciones de dicho tratado por la parte rusa", señaló la portavoz, Maria Zajarova.

El portavoz del presidente Vladimir Putin, en tanto, señaló que el ultimátum solo busca "tensar la situación".

"Hemos visto declaraciones de diversas partes, incluidas las de la jefatura de la OTAN. Sin duda, se trata de tensar la situación", dijo Dmitri Peskov, vocero del Kremlin, ante una consulta periodística.