Sociedad Martes, 20 de marzo de 2018

Próvolo: la marcha por justicia terminó con un enérgico reclamo en el Arzobispado

Víctimas y familiares marcharon ayer y terminaron en el Arzobispado. Colgaron carteles exigiendo justicia al grito de "¡cómplices!".

Por Ignacio de la Rosa - idelarosa@losandes.com.ar

Como todos los 19 de cada mes, los jóvenes que denuncian haber sido abusados sexualmente en el instituto para chicos sordos Antonio Próvolo (Carrodilla) y sus familiares volvieron a marchar por el centro mendocino ayer.

Una vez más la concentración fue en Peatonal y San Martín con un único objetivo: reclamar nuevamente justicia por el caso que hoy tiene a 14 imputados, entre ellos a dos curas y dos monjas. Y que tendría que ser elevado a juicio antes de fines de mayo.

A diferencia de otras marchas, la de ayer contó con una alta concurrencia (más de cien personas, entre denunciantes, familiares y gente que se sumó espontáneamente), y la manifestación salió de los perímetros de la Peatonal -generalmente marchan hasta la Legislatura y vuelven-.

Pasadas las 19 de ayer, los manifestantes marcharon por calle San Martín con dirección al norte y doblaron al este por Catamarca hasta llegar a la esquina con San Juan.

Allí se encuentra la sede de Arzobispado de Mendoza, a quien los denunciantes acusan de ser cómplices y encubridores no sólo de los episodios, sino también de las consecuencias y de poner palos en la rueda a la investigación. De hecho, los abogados denunciaron que la Iglesia mendocina cuenta con una copia del primer cuerpo del expediente, donde figuran los datos personales de muchos de los denunciantes (entre ellos, algunos testigos de identidad reservada). Y el fiscal Gustavo Stroppiana -quien instruye la causa penal- solicitó recientemente que devuelvan ese documento.

Ya en la puerta del Arzobispado, los manifestantes colgaron carteles de “apoyo a los sobrevivientes del Próvolo”, algunos de ellos al grito de “¡Cómplices!”. A las 20:15 terminó la movilización que contó con la presencia también de las agrupaciones que componen el Colectivo por la restitución de derechos a sobrevivientes del Próvolo, de los abogados querellantes y del defensor de Personas con discapacidad, Juan Carlos González.

También ayer, por la mañana, los familiares fueron recibidos por la vicegobernadora Laura Montero en la Legislatura. Allí le pidieron una audiencia ampliada para el 28 de marzo y le entregaron una nota reclamando que se haga un seguimiento y abordaje integral a los denunciantes. 
Entre otras cosas, destacaron que muchos de los chicos no tienen certificado de discapacidad, no volvieron a estar escolarizados tras salir del Próvolo y que precisan que se les enseñe Lengua de Señas para presentarse a declarar.

 

Tanto los familiares como la vicegobernadora destacaron además como algo positivo y lógico que la Justicia haya archivado la denuncia que hizo la defensa de las monjas contra los intérpretes por “falsedad y manipulación de los relatos”.