Sociedad Miércoles, 10 de octubre de 2018

Prohibieron la comercialización del insecticida que mató a 34 cóndores en Malargüe

El Senasa convirtió en ilegal la producción o importación de cinco sustancias usadas para la producción agrícola.

Por Redacción LA

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), presidido por Ricardo Negri, prohibió la elaboración, la importación y el fraccionamiento de cinco insecticidas, entre ellos el que mató a 34 cóndores en Malargüe en enero pasado.

La medida, que fue publicada en el Boletín Oficial, exceptuó la prohibición de la formulación en gránulos de carburan al 10 %. La intención de la normativa es “tener productos menos peligrosos para el medio ambiente y su manipulación”, además de avanzar en las buenas prácticas agrícolas.

 

La prohibición incluye a carbofuran, carbosulfan, diazinon, aldicarb y dicofol, y sus productos formulados, y rige a partir de los 365 días de la entrada en vigencia de la resolución.

 

El carbofuran fue la sustancia que se halló en los 34 cóndores que fallecieron tras ser envenenados en Malargüe. En aquella oportunidad, dos puesteros fueron detenidos.

Según las pericias de una bióloga que tomó muestras en el lugar, el veneno que se habría utilizado en este caso es granulado y suele tener como fin eliminar aves.

 

Diego Moreno, secretario de Política Ambiental en Recursos Naturales, dijo a La Nación que la resolución dictada por el Senasa es resultado de un trabajo conjunto con Agroindustria para promover mejores prácticas en el sector agropecuario, que tengan en cuenta el menor impacto posible sobre la biodiversidad y los recursos naturales.