Política Lunes, 11 de febrero de 2019 | Edición impresa

Presión para que la fórmula de la UCR se complete con una mujer

Como vice suena el intendente de Junín Mario Abed, pero con el correr de las horas se fueron anotando otros nombres.

Por Gabriela N. Sánchez - gasanchez@losandes.com.ar

Los anuncios del gobernador para poner fin a las especulaciones y permitir a los candidatos enfocarse en la gestión dejaron un par  de dudas y reclamos. El martes pasado a la mañana, Cornejo confirmó que mantendrá las fechas del calendario electoral como establece la ley (las PASO el 9 de junio y las generales el 29 de septiembre) y por la tarde oficializó la precandidatura a gobernador de Rodolfo Suárez pero no dijo el nombre de la persona que completará la fórmula.

Inmediatamente, un sector del oficialismo empezó a pedir que la vicegobernación sea ocupada por una mujer. En las redes sociales, se sumaron dirigentes y referentes de la política a la etiqueta #ParidadMendoza.

Desde el círculo chico ya estaban preparados para esta reacción: la abstención del nombre del vice fue pensada para que los reclamos de paridad no empañaran el lanzamiento de Suárez.

 

Con el correr de las horas, empezaron a escucharse nombres de legisladoras radicales. Es más, recuperaron un tuit de Suárez de 2016: “Igualdad y paridad de género en la representación política mi apoyo absoluto”, escribió en su cuenta de Twitter cuando el Senado le dio media sanción a la ley de Paridad nacional.

La insistencia con una mujer responde al fuerte rumor de que el cargo ya tiene nombre y apellido: Mario Abed.  

Ante las consultas sobre las chances que tiene el intendente de Junín de llegar a ser el presidente de la Cámara de Senadores, todos resaltan su excelente gestión al frente del departamento.  

La idea termina de cerrar si se analiza que es el único jefe comunal de la UCR que no podrá buscar otro periodo al frente de la municipalidad después de que Cornejo promulgara en noviembre la enmienda constitucional para limitar la reelección de los intendentes. Además, obediente al gobernador, no desdobló las elecciones municipales. 

 

Catarata de nombres

Mario Abed cumplirá 16 años en la intendencia de Junín. En los primeros días de enero se anotó entre los precandidatos a gobernador mostrando como credenciales los resultados de su gestión.

Ahora suena como el compañero del intendente de Ciudad para completar la fórmula, a lo que se mostró agradecido. “Es un orgullo para mí que mi nombre suene. Yo sé que en este gobierno puedo ayudar. Además, tenemos un muy buena relación con Rody”, dijo.

Otras de las “posibles” que se muestró obediente a lo que diga el partido es Claudia Najul. “La definición de vice será más adelante y también se tomará con consenso. Se tendrá en cuenta la formación, la trayectoria y la sintonía con Suárez”, explicó.  

 

Pero no dejó de resaltar su tarea en temas de género. “Tengo una trayectoria de lucha del lugar de la mujer en la representación y de igualad de hombres y mujeres. Es parte de mi vida”, cerró.

También empezó a encaminarse la posibilidad de que la sucesora sea la senadora provincial, Daniela García. La sanrafaelina es colaboradora de Laura Montero en la Legislatura y trabaja a su lado desde que era ministra de Economía de Cobos.

García se sintió halagada de figurar en la lista. “Sería un honor acompañar al precandidato del Frente porque lo hemos elegido para la continuidad del proyecto. Yo creo que puedo colaborar y creo que debería ser una mujer porque se avanzó en el 2015 con un fórmula mixta”, dijo.

 

Hay otra sanrafaelina que fue anotada para que sea la compañera de Suárez. María José Sanz es diputada provincial y fue la autora del proyecto de paridad que se sancionó el año pasado. “Queremos hacer un fórmula competitiva y yo soy de la idea de que tiene que ser mixta porque eso lo hace parecida a la conformación social. Hemos avanzado y sería feo retroceder. Pero sin dudas va ser consensuado con intendentes, mesa de mujeres y líderes”, comentó.

Otra que fue mencionada para la vicegobernación fue Patricia Giménez. La actual embajadora en Costa Rica tiene una larga trayectoria política. Cobró notoriedad cuando estuvo al frente de la DEIE en el gobierno de Julio Cobos. Allí fue la encargada de difundir los datos de la inflación y de la pobreza en la época en que Guillermo Moreno intervino el Indec. Volvió al ruedo en 2013 como diputada nacional, secundando a Cobos.

La posibilidad la tomó por sorpresa y dijo: “Estoy dispuesta a trabajar en el lugar que me pidan”.

 

Otra que tiene chances es la ministra de Hacienda Paula Allasino. La joven contadora empezó trabajando con Cesar Biffi en Godoy Cruz y después siguió en la comuna junto a Cornejo. En 2016, entró a la Casa de Gobierno como directora de Presupuesto de la Provincia y con el tiempo quedó a cargo de la cartera que antes estuvo en manos de Kerchner y de Nieri. Cornejo la considera un cuadro muy preparado y con conocimiento de la administración del Estado.

Entre los nominados también entró la senadora nacional Pamela Verasay, que no dudó en anotarse en la carrera. “Claro que estoy en condiciones de acompañar porque soy parte del equipo que viene trabajando en la recuperación del Estado. Pero lo verdaderamente importante no es una nominación individual sino explicarle a los mendocinos cómo vamos a seguir trabajando para que el Estado les permita vivir cada día mejor”, explicó.

 

Verasay fue diputada provincial en 2014 y al año siguiente se fue al Congreso. Si Verasay deja la banca en el Congreso, Abed asumiría en su lugar.

Desde otro sector, sugieren que Martín Kerchner, después de ser descartado para suceder a Cornejo, sea consolado con el puesto de vicegobernador.  

Esta hipótesis tiene poca fuerza y los más allegados al ministro de Economía aseguraron que es muy probable que en el próximo gobierno, si gana Cambia Mendoza, continúe en las primeras líneas del gabinete provincial.
 

 

Qué dice la ley

La ley de Paridad que se sancionó el año pasado en Mendoza solamente alcanza a los cargos legislativos. Más específicamente, establece que las listas de candidatos a diputados y senadores provinciales, concejales y convencionales constituyentes tengan la misma cantidad de hombres y de mujeres. Y para garantizar el ingreso de las mujeres, ordena que las listas se conformen por binomios. Por lo tanto, para los cargos ejecutivos no rige la ley de paridad.

De todas formas, desde varios sectores pujan por una fórmula mixta ya que la dupla Cornejo-Montero en 2015 se tomó como una victoria sobre la que no se quiere dar marcha atrás.