Sociedad Miércoles, 11 de abril de 2018 | Edición impresa

Caerán subsidios a terciarios con carreras que no sean prioritarias

Son aquellos que, para la DGE, no ofrecen carreras consideradas “prioritarias”. Para el Gobierno, los aportes eran arbitrarios.

Por Carla Romanello - cromanello@losandes.com.ar

En Mendoza hay 58 Institutos de Educación Superior (IES) de gestión privada, de los cuales 24 cuentan con subsidio estatal. Pero a raíz del decreto 432/18, publicado el viernes en el Boletín Oficial, podrían dejar de tenerlo.

La nueva norma, que se aplicará gradualmente, modifica el régimen de aporte al nivel superior y se concentra únicamente en aquellos establecimientos que dictan carreras prioritarias: algunos profesorados y técnicas como Enfermería, Enología y Obras Viales.

Desde la Dirección General de Escuelas (DGE) defienden la medida ya que aseguran que permitirá una mejor administración de los recursos y eliminará la arbitrariedad en el sistema. Mientras que para el Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop) coarta la libertad de los alumnos de elegir dónde estudiar.

“Hay un decreto de aporte estatal que regía para la escuela obligatoria y se aplicó por analogía a la no obligatoria como lo es el nivel superior, pero ahora se ha separado y se ha planteado en un decreto aparte”, comenzó a explicar Emma Cunietti, coordinadora general de Educación Superior de la DGE.

Aseguró que en educación superior nuestro país no tiene tradición de subsidios y que hasta hace 10 años solamente unos pocos tenían contribuciones por parte de la Nación.

“Pero en los últimos gobiernos justicialistas hubo un aumento muy grande en el aporte de instituciones de nivel superior, de 58 que hay en total, 24 lo tienen”, informó.

Asimismo precisó que a partir del decreto se modifica el sistema y los aportes van a corresponder exclusivamente a las instituciones que tengan carreras prioritarias.

“Se trata de carreras estratégicas para el desarrollo local o donde haya vacancias en el sistema como los profesorados de Matemática, Inglés, Física y de Primaria. También en el caso de las carreras técnicas como Enfermería, Enología, Obras Viales y las relacionadas con el desarrollo productivo de los departamentos”, detalló.

Según su visión, actualmente hay arbitrariedad en la distribución de los subsidios, porque no hay ninguna razón objetiva por la cual se le entregue dinero a unas instituciones y a otras no. Además resaltó que representan un importante gasto al Estado.

“El año pasado se gastó en este concepto más de 100 millones de pesos”, señaló. Precisó también que desde la DGE cuentan con una justificación técnica y económica para la medida. “El subsidio se otorga con el dinero de todos los mendocinos y estamos subsidiando un sistema que no es obligatorio”, añadió Cunietti.

Con respecto a los cierres de estos institutos, tal como denuncia Sadop, remarcó que todavía “no cerró ninguno”. “Si un instituto de educación privada necesita subsidio para no cerrar es porque no tiene alumnos y si no tiene alumnos se sostiene en forma artificial”, manifestó.

Por otra parte, aclaró que el decreto faculta a dejar de entregar la erogación estatal a partir del 1 de abril pero que se va a ir haciendo en forma paulatina. “Justamente para que los institutos vayan viendo con tiempo de qué forma reformular sus planes y proyectos”, indicó.

Estudiantes perjudicados

Del otro lado de la vereda, desde Sadop aseguran que la modificación en los aportes a los IES es una medida unilateral y autoritaria. “Es una medida de recorte, en rigor es un ajuste que se enmarca dentro de la política nacional de Cambiemos de ir en contra de las instituciones en educación superior”, denunció Julio Rojas, secretario de Educación Superior de Sadop.

Para el gremio son 25 los institutos que están en riesgo de perder el subsidio y por lo tanto de cerrar sus puertas. “Con el caos que eso genera, no sólo por la pérdida de fuentes de trabajo, sino para los alumnos que no van a tener a donde matricularse”, destacó a la vez que aclaró que la suya no es una defensa corporativa de los docentes sino al derecho a los adultos de formarse en donde elijan.

Por su parte Esther Linco Lorca, secretaría general del sindicato, remarcó que los establecimientos que están en riesgo de cerrar están ubicados en lugares estratégicos fuera del área metropolitana.

“Históricamente los IES de gestión privada fueron los primeros, por eso el Estado les daba el aporte, consideraron que fueron asertivos en darle esa oferta a la comunidad pero ahora el gobierno reclama que tienen poca matrícula”, dijo y señaló que muchos están ubicados en Valle de Uco y en distritos como Rodeo del Medio.

“Los chicos que allí asisten además son trabajadores y tienen una opción para seguir estudiando en contra turno, pero con esto vemos que sólo les importan los que estudian en la universidad”, se lamentó.

Instituciones afectadas

El Instituto de Artes F. Chopin, que ofrece cuatro carreras, contaba con un subsidio para su profesorado de Música pero ya le comunicaron que lo dejará de percibir.

“La comunicación fue intempestiva, el 4 de abril nos avisaron”, relataron desde el cuerpo directivo del establecimiento. Para ellos se trata de un gran impacto porque solían repartirse el beneficio en las demás carreras.

“Pero en realidad los más afectados van a ser los alumnos, porque van a ver incrementadas sus cuotas”, reconocieron.

Desde allí incluso anticipan que algunos van a tener que dejar los estudios: “Pensar que la gente que va a los privados tiene mucho dinero es un error, todos trabajan para poder solventarse la carrera”, señalaron.

Además relataron que allí entregaban más de 60 becas que ya quedaron suspendidas. “La institución tiene más de 60 años en Mendoza y como terciario tiene 26. No hace tanto que tenemos subvención, antes siempre hemos funcionado y nos las hemos rebuscado. La subvención vino a ser un respiro para funcionar”, comentaron a la vez que aclararon que son una asociación civil sin fines de lucro. 

Karina Berge es docente del Instituto Nuestra Señora del Rosario de Pompeya de Ciudad, otro que podría verse afectado por la medida. “Tenemos profesorado de Educación Inicial, Primaria y una Tecnicatura superior en Asistencia Gerontológica y sólo el de Primaria se considera prioritario”, señaló.

Para ella el riesgo de cierre va más allá de su institución particular: “Con lo que están haciendo el ciudadano deja de poder elegir dónde formarse y el impacto social va a ser mucho más amplio”, expuso.

Más cambios

Cunietti explicó que además del cambio en los aportes a los IES privados, se están estudiando otras modificaciones. “A partir de una reforma del decreto 476 que rige los institutos de educación superior que estamos trabajando”, explicó.

Una de ellas es el ingreso de los docentes por concurso por oposición y antecedentes, que aseguró, hoy no se lleva adelante.

Además impulsan la elección del rector, la conformación de los consejos, entre otros. “Lo hemos sometido a debate, se le ha solicitado a las instituciones que hagan aportes”.

Por su parte, Natalia Ziperovich, del SUTE, manifestó que están preocupados por la forma en que el gobierno intenta llevar adelante estas modificaciones. “La 476 rige desde el 99 y fue avalada en reiteradas oportunidades; un cambio así como lo plantean es bastante abrupto”, remarcó.