Sociedad Martes, 13 de marzo de 2018 | Edición impresa

Piden alumnos para que no cierren cursos en escuelas técnicas

Algunos establecimientos lanzaron campañas por las redes sociales para evitar que desaparezcan divisiones o modalidades.

Por Carla Romanello - cromanello@losandes.com.ar

“Estimada sociedad... Apelamos a la ayuda de  todos ustedes. Necesitamos 10 alumnos o más... para tercer año de las modalidades hidráulica y electromecánica. Estamos desesperados para que no nos cierren cursos”, reza el mensaje escrito por personal de la  escuela 4 -112 Profesor Antonio Gurgui de Las Heras que circula por las redes sociales. Desde allí aseguran estar “peleando” contra una situación que se replica también en otras escuelas técnicas de la provincia. Es que ante la falta de estudiantes, sobre todo en terceros y cuartos años, tendrán que cerrar cursos.  

Graciela Orelogio, jefa de Gabinete de la DGE, explicó que el gobierno educativo trabaja principalmente a demanda. “En base a eso hay escuelas con más o menos cursos dependiendo de la cantidad de chicos que tengan para cursar”, comenzó a explicar. Ella detalló que la cantidad mínima de alumnos es de 18, pero que se tienen contemplaciones en casos de escuelas alejadas u otras particularidades. “Hay un mínimo pero no es parejo para toda la provincia, en zonas alejadas donde hay una única oferta educativa se le da clase a los chicos que haya”, explicó.

Con respecto a las preocupaciones de algunas escuelas frente al cierre de cursos, aseguró que se trata de un procedimiento de rutina. “No es que haya salido una resolución nueva, es un movimiento totalmente normal, en algunas escuelas que cierran cursos y en otras se abren”, aseguró la funcionaria. Lo que reconoció es que gracias a un sistema informático con el que cuentan recientemente es más fácil conocer la matrícula total de la escuela y adaptar los cursos a la cantidad de alumnos. Ella estima obtener estos concretos datos a fines de marzo.

En cuanto a las escuelas técnicas señaló que suelen ser más exigentes, por lo que los chicos eligen más a las orientadas. 

“Por descuidos de gobiernos anteriores las técnicas se volvieron poco interesantes, pero hoy han repuntado y confiamos en que las elijan más”, dijo.

Alumnos se buscan

Frente a bajas en la matrícula, algunas escuelas optaron por difundir mensajes buscando alumnos como en el caso de la Gurgui. “No tenemos la cantidad de matrícula necesaria y hasta ahora nos cierran dos cursos”, explicaron desde allí. Uno de los problemas que allí vislumbran es la cantidad de profesores que pierden su trabajo, aunque todavía no se dan por vencidos. “Hasta tanto nos llegue la resolución tratamos de darle batalla, contactando a los alumnos que pasaron de año pero no se inscribieron en el siguiente y comunicándolo a la sociedad”, contaron a la vez que aclararon que por el momento la inscripción continúa abierta.

Desde allí, señalaron que el problema tiene que ver con que las escuelas técnicas tienen mayor carga horaria y un año más de cursado, lo que las hace desalentadoras para muchos chicos. “Buscan el mínimo esfuerzo y pierden de vista que termina#ndo acá tienen una salida laboral”, remarcaron.
Docentes de la escuela Homero Manzi de Las Heras también difundieron un mensaje buscando interesados en la modalidad técnico química.

Consultados por la situación, desde la institución explicaron que tenían un tercero con 10 alumnos y otro con 12 por lo que ya decidieron juntarlos para tener un sólo curso de 22. Para que el cuadro no se siga repitiendo con años inferiores, la nueva gestión que se hizo cargo de la escuela salió a captar más alumnos y en los primeros años han logrado que sean 100. “Hay que cuidar a los que han ingresado para que tengamos una buena promoción”, deslizaron.

En la escuela Elena Elvira Imazio de Cavagnola de Lavalle pasan por lo mismo. “Técnicamente todavía tenemos abiertos los dos cuartos, pero nos han informado que  van a cerrar uno”, comentaron desde allí. Según dijeron están en desacuerdo con el cierre porque se trata de una situación excepcional. “Tocó una promoción donde pasaron pocos, pero para el año que viene tenemos una proyección positiva”, precisaron. Por otra lado, relataron que al pasar de ser una escuela orientada a técnica no cuentan con las condiciones edilicias necesarias. “Nos falta un aula para sexto año y un laboratorio”, remarcaron a la vez que reconocieron que estaba aprobada  la construcción de los nuevos cursos, pero que aún no se concretó. En su caso, no se abocaron a buscar alumnos ya que por estar ubicada en una zona rural, saben que es difícil que alguien decida trasladarse hasta allí diariamente.

Roberto Garcés, prosecretario gremial de enseñanza media y superior del SUTE, asegura que el cierre de cursos en función de la matrícula no permite cierta flexibilidad del alumnado. “No todos los chicos empiezan cuando deben, hay estudiantes en zonas vulnerables y en lugares rurales o periurbanos que se emplean en esta época en la cosecha y empiezan más tarde”, señaló. Frente a esta situación, el remarcó que una vez que empiezan, ingresan a secciones de por sí numerosas lo que va en desmedro del aprendizaje. “Es fundamental ver la problemática por la cual merma la matrícula y atacar las causas”, expresó.

Para Ana Julia Llull, delegada del sindicato, las escuelas técnicas exigen mayor sacrificio. “No muchos chicos las eligen, pero es muy importante el rol que juegan esas carreras, los chicos de la clase trabajadora van a estudiar ahí para tener una salida laboral”, expuso. Según su visión, la DGE debería ver más allá de la matrícula.