Escribe el Lector Miércoles, 14 de marzo de 2018 | Edición impresa

Pérdida de identidad cultural

Por Cándido Francisco José Reginato

Estimados lectores: En mi carácter de co-fundador de Las Voces de Uco primer, grupo folclórico de Tunuyán -año 1962- que supo grabar en el sello EMI Odeón, pioneros en el Valle de Uco y también de ser unos de los mentores y directores del festival Nacional de La Tonada -año 1972- aun vigente, observo cómo los festivales van perdiendo la identidad musical año tras año, es decir nuestra esencia, ya que nos venden el 70% de artistas que no pertenecen a Mendoza o Cuyo. Hay más norteños, correntinos, cordobeses, porteños, etc. que nuestros. Se repiten artistas como Baglietto, Vitale o Jairo con cachets abultados con los que podríamos pagar 15/20 artistas nuestros.

Hubiera sido bonito escuchar y ver a la sinfónica de Mendoza en la Vendimia Central interpretando tonadas, cuecas y gatos y no el folclore norteño o las canciones urbanas que se interpretaron.

Desde mi humilde opinión las repeticiones de la Vendimia deberían dárselas a los departamentos de Mendoza donde cada uno lleve sus músicos, sus artistas, sus ballets representativos. ¿Alguna vez vieron arrancar el festival del Chamamé con una tonada cuyana? 

 En 1996 junto a mi hijo, también productor, le planteamos al gobernador de ese momento, Don Arturo Lafalla, que los festivales no se podían superponer o sea un fin de semana cada uno o cada 15 días y lo logramos en mi última gestión 1996 / 2003 como director artístico. Este año -2018- se superpuso Rivadavia Le Canta al País con nuestro Festival Nacional de la Tonada, departamentos que quedan a menos de 110 km uno del otro. La gente no sabía dónde ir y nos peleamos a capa y espada, como si no fuéramos hermanos, una locura.

 Los grandes artistas de renombre repetitivos y cada vez más caros ( Pintos-Pereira-Tekis-Chaqueño-Nocheros-otros) facturan en una semana en nuestra tierra, lo que ganaría un trabajador rural en 5 años. No podemos seguir gastando en cultura foránea que no sea de Mendoza.

 Don Hilario Cuadros, Antonio Tormo, Félix Dardo Palorma, por nombrar sólo algunos, fueron próceres de nuestra música cuyana, que nos dejaron sus grandes obras. Hoy en los festivales de todo el país, si decís Salta, es decir Cuchi Leguizamón o Los Nocheros. Si decís Corrientes es decir Antonio Tarragó Ros, Los Alonsitos, y así en todas las provincias. Pero cuando decimos Cuyo ¿qué artista nuevo popular que cante nuestro folclore nos representa? Ninguno.

 Por eso, señores intendentes y directores de Cultura de Cuyo, empiecen a defender lo nuestro, intercambien artistas con otros festivales, lleven nuestra música a toda la Argentina y vendamos a nuestros artistas para dignificar al que vive de la música. Me gustaría ver a todo mi país cantando cuecas y tonadas. Tal vez Dios esté escuchando y se cumpla mi deseo. 

Afectuosamente.
 
Cándido Francisco José Reginato, alias Nacho
LC 6.933.797