Sociedad Miércoles, 24 de enero de 2018 | Edición impresa

Pelea en Punta del Este: el padre del mendocino niega ataque

Asegura que fueron los cordobeses los que lo agredieron y que uno de ellos “toqueteó” a su hija, por lo que se desató una “riña”.

Por Gonzalo Villatoro - gvillatoro@losandes.com.ar

El padre de Bernardo Alcanoni, el abogado mendocino de 29 años acusado de propinarle una golpiza a un joven cordobés a la salida de un boliche en Punta del Este, rompió el silencio y ofreció una versión de los hechos completamente distinta a la “oficial”, que hasta el momento lo apunta como quien dejó en coma a Tomás Lacase, de 19 años.

De acuerdo a los dichos de Edgardo Alcanoni a Los Andes, nunca hubo una “banda de mendocinos” que apaleara a Lacase, sino que “los cordobeses eran cinco” y los mendocinos sólo dos. 

Además, aseguró que fueron ellos los que provocaron e iniciaron la gresca que terminó con Tomás internado en grave estado, primero dentro del local bailable manoseando y acosando a una hermana de Bernardo y luego afuera.

“Se tuvieron que ir del boliche porque toquetearon y acosaron a una de mis hijas”, afirmó el padre y de acuerdo a su relato, fue el grupo de cordobeses el que salió y atacó desde atrás a una de sus hijas con el novio.

“Hay dos chicos mendocinos y cinco cordobeses, esto de apalear es una cosa ilógica”, aseguró.

La historia que ya dio la vuelta al país comenzó el domingo a la madrugada en el boliche Ramsés, en la ciudad uruguaya de Punta del Este. Los protagonistas mendocinos son los tres hermanos Alcanoni de San Rafael: Bernardo, que es el abogado acusado de “lesiones graves intencionales” por la Justicia uruguaya, María Cecilia y Paulina más sus respectivas parejas. Del otro lado está Tomás Lacase y sus amigos de Córdoba.

“Hasta ahora hice silencio por respeto al chico que está lesionado, desafortunadamente por una caída, porque todavía no se sabe si fue por un golpe”, comenzó la charla con Los Andes el ingeniero en sistemas Edgardo Alcanoni.

“Estaba subido en copas”

Según el relato de los hechos que ofreció el padre de Bernardo, Lacase “empezó a acosarlas y a la más chica (Paulina) la toqueteó. Le pidieron que se calmara, que se dejara de molestar porque estaba subido en copas, realmente muy eufórico, y se genera todo un problema dentro del boliche”, aseguró.

Para evitar que la situación se saliera de control, “deciden irse y sale primero María Cecilia con su novio, Ramiro López (el único de General Alvear en el grupo), en una dirección; y más atrás se queda Bernardo con los demás pidiéndole al guardia que retuviera a los cordobeses un poco, que nos los dejara salir todavía, porque estaban muy pesados. Después ellos se van pero en otra dirección. De repente por detrás aparecen personas que golpean a Ramiro y sacan de un empujón o golpe a mi hija y empieza a gritar. Mi hijo lo que hace es atender al pedido de auxilio de la hermana, se vuelve unos 30 metros y en esa riña que se arma en ese momento está la caída del muchacho y las lesiones”, relató Edgardo.

“Acá se están confundiendo a los actores -prosiguió con el relato-. Es mi yerno el que sale caminando y lo golpean de atrás los cordobeses. La incitación viene por el lado de ellos (Lacase y los amigos) cuando empiezan a manosear a mi hija, hay fotos con el pibe molestándola”. Y repitió que “eso de que era una patota de mendocinos no es así: eran dos chicos mendocinos y cinco los cordobeses”. Alcanoni se instaló en Uruguay para seguir la causa de cerca junto a su hijo, quien luego de ser detenido por la policía uruguaya quedó libre tras pagar una fianza de 10 mil dólares.

Según el padre del mendocino, el fiscal que investiga lo sucedido en las afueras de Ramsés en la madrugada del domingo “dijo que fue un golpe y cae inerte al piso (Lacase) y los golpes (por las lesiones) son producto de la caída y no hay nada más. Hay que dilucidar bien cómo fue, no es que fue una agresión directa, se trató de una riña callejera con una consecuencia que no debería haber sido”. 

Además, el sanrafaelino dejó otra hipótesis sobre el momento en que Lacase cae al piso: “Hay algo muy oscuro, en ningún lado se ve algún golpe, hubo uno pero no está claro quién lo dio o qué pasó. También está que el chico (Lacase) trató de separar o sacar de la pelea a un amigo y puede haber sido que lo tiró el mismo compañero. Nadie lo tiene exacto. Igual acá lo más importante es que gracias a Dios el chico está evolucionado bien, que es lo más importante”, cerró Alcanoni.

Pagó 10 mil dólares de fianza

Hoy se espera que la Justicia continúe tomando declaraciones a testigos para echar un poco de luz sobre el caso.

En tanto, Bernardo Alcanoni, que fue imputado por “lesiones graves intencionales”  y en un primer momento estuvo detenido, sigue la causa en libertad porque la familia pagó una fianza de 10.000 dólares el lunes, horas después de que lo detuvieran.

En cuanto a la imposibilidad de abandonar Uruguay, Edgardo Alcanoni confió que “un juez no hizo lugar al pedido de la fiscalía de prohibirle la salida del país por 45 días, el fiscal lo apeló y tampoco le hicieron lugar. Él está allá porque no tiene por qué irse y se puso a disposición”.