Mundo Club House Domingo, 21 de octubre de 2018

Delicia de tarde: "Pay de manzana"

Te acercamos esta receta para que puedas agasajar a “tu mami” el domingo. ¡A ella seguro le va a encantar!

Por Redacción CH

El pay de manzana es un postre muy sencillo y delicioso. Se trata de una tarta con manzanas, azúcar y canela para el relleno, lo que logra una masa crocante afuera pero suave y tierna por dentro. ¡Es perfecta!

La mejor forma de comer pay -o pie- de manzana es bien caliente con un poco de helado de vainilla sobre él -queda muy pero muy exquisito- pero, claro, también se puede comer solo o de la forma que más te guste. En cualquiera de los casos, es muy fácil de preparar.

INGREDIENTES

Para la masa:

  • 2 y 1/2 tazas de harina de trigo
  • 2 cucharadas de azúcar blanca
  • 1/4 de cucharadita de sal
  • 1/2 taza de mantecaa fría en pedazos
  • 8 cucharaditas de agua helada

Para el relleno:

  • 1/3-2/3 tazas de azúcar blanca
  • 1/4 de taza de harina de trigo
  • 1/2 cucharadita de nuez moscada
  • 1/2 cucharadita de canela en polvo
  • 1 pizca de sal
  • 8 manzanas
  • 2 cucharadas de margarina o manteca
  • PREPARACIÓN

  1. Hacer la masa. Unir la harina, azúcar y sal y mezcla bien. Añadir luego la manteca bien fría e ir cortando con un cuchillo dentro de la harina para que vaya uniéndose. Agregar el agua y mezclar más. Si querés podés hacerlo en un procesador de alimentos para que tengas menos trabajo.
  2. Cuando esté unida ponerla en una superficie con harina, unir sin amasar de más para que no se derrita la manteca y cortar por la mitad. Estirar cada mitad en forma redonda con un espesor de 1 centímetro, envolver en plástico y llevar a la heladera media hora.
  3. Mientras tanto hacer el relleno y calentar el horno a 210°C. Pelar, quitar las semillas y picar en rodajas todas las manzanas; procurar que todas las piezas sean del mismo tamaño para que la cocción sea pareja. Mezclar el azúcar, la harina, la nuez moscada, la canela y la sal. Poner las manzanas junto a esta mezcla.
  4. Preparar un envase con uno de los discos de masa y poner en su lugar para cubrir bien hasta el borde. Añadir el relleno. Poner la margarina o la manteca en trozos. Poner el otro disco sobre el relleno tapando hasta los extremos. Cortar agujeros en la superficie para que salga el calor. Podés pintar con un poco de huevo batido y leche para dar color pero si querés lo podés meter así. Si no querés que se queme demasiado, poner papel aluminio encima y quitarlo 15-20 minutos antes de sacar del horno.
  5. Meter al horno por al menos 40 o 50 minutos o hasta que la masa este dorada y el relleno empiece a burbujear. ¡Se sirve caliente con helado!