Muy Tecno Martes, 3 de julio de 2018

Paso a paso: qué hacer cuando la app de WhatsApp deja de funcionar

Hay tres acciones que deberías aplicar en caso de experimentar problemas de conexión y de envío de mensajes para que no cunda el pánico.

Por Redacción LA

Ante el reiterado uso cotidiano de WhatsApp, suele suceder que la aplicación deje de funcionar, se tilde y/o no se envían los mensajes. Reacción: entrar en pánico. A no desesperarse porque la solución puede ser más simple de lo que creías. ¿Qué hacer cuando la app de WhatsApp no funciona?

1. Revisar la conexión a internet

El primer paso es, quizás, el más obvio, pero no por eso el menos importante. En todo caso, hay que descartar el factor más común de las fallas de la aplicación.

Como WhatsApp requiere de los datos móviles del teléfono o de alguna conexión Wi-Fi, lo ideal es chequear si otros programas padecen los mismos problemas. En caso de que así sea, vale reiniciar el módem o revisar los ajustes de conexión en cada smartphone, como es el caso de probar el 4G/3G de la compañía que presta el servicio.

Reiniciar el teléfono es otra opción para descartar cualquier inconveniente con la conexión. En caso de que no se solucione, deberás contactar al proveedor de internet.

2. Si hay internet, ingresá a este imperdible sitio

Si internet funciona y podés abrir otras aplicaciones, entrá a la página web downdetector.com. Esta dirección muestra los programas populares, las redes sociales más utilizadas y los portales que están teniendo problemas para funcionar. Puede suceder que WhatsApp sea uno de los “caídos”.

3. Actualizá la aplicación

Muchos optan por desactivar la opción de actualizaciones automáticas para ahorrar memoria y el gasto de datos móviles. Pero hay que recordar que algunas apps son “caprichosas” y exigen actualizarse.

WhatsApp suele ser una de las “conflictivas”, por lo que ingresar a la sección de “Mis apps y juegos” de Google Play (en el caso de Android) para ver si hay una nueva versión es una buena alternativa para solucionar los problemas.

En última instancia, desinstalar la app y volverla a instalar también debería funcionar y acabar con la “enfermedad”.