Más Deportes Jueves, 11 de octubre de 2018 | Edición impresa

Para recuperar la identidad

Desde las 14.45 (TyC Sports), Argentina se mide con Irak, en un nuevo juego amistoso bajo la conducción de Scaloni.

Por Redacción LA

Con apenas un par de entrenamientos en suelo saudí y con muchos jugadores con casi ninguna o nula experiencia con la camiseta albiceleste, el encuentro contra Irak será seguramente un banco de pruebas de cara al choque del martes próximo, más exigente y nunca amistoso contra Brasil, equipo que contará con varios de sus consagrados.

Con pocos días (de entrenamiento) pero hay una idea clara, para uno es más fácil”, declaró el volante Rodrigo de Paul (Udinese, Italia) a periodistas argentinos tras la práctica en Riyad.

 

De su lado, Irak también comienza a probar funcionamiento colectivo bajo la conducción del nuevo DT, Srecko Katanec, con la mira puesta en la Copa de Asia-2019.

El equipo iraquí contará con el regreso de dos de sus principales figuras,  Justin Meram, que se desempeña en el Columbus Crew de la MLS, y Osama Rashid, de buen desempeño en Portugal.

El encuentro irá desde las 14.45 hs (TyC Sports) en el estadio Príncipe Faisal Bin Fahd, en Riyad, Arabia Saudita.

 

Lionel, en la previa

Lionel Scaloni  respondió sobre su futuro en el cargo: “No cambia nada mi continuidad un buen resultado con Brasil. Ya lo repetí muchas veces, no cambia nada. Nosotros vinimos en un momento de dificultad a la Selección con un interinato. Estamos acá para dar el máximo. El futuro lo decidirá la AFA, ojalá sea lo mejor para el fútbol argentino.

 

Los resultados cuentan porque vi por ahí que el resultado no es importante. Yo soy muy resultadista, pero a lo mejor en este momento cuentan más otras cosas”.

“Hay muchos chico nuevos y lo más importante es que ellos sepan cómo afrontar los partidos con Irak y Brasil de la mejor manera”, agregó sobre su rol.

Scaloni afirmó que mantuvo un diálogo con Eduardo Coudet tras su polémica frase y comparó las bajas que tuvo el plantel de los equipos que jugarán la Libertadores con lo ocurrido en Brasil: “Leí por ahí que el entrenador de Brasil no había convocado a jugadores de la Libertadores y convocó a un jugador de Gremio. Se lesionó y no vino, y no hubo problemas. Nosotros en Argentina tuvimos problemas. Estoy muy tranquilo con ese tema. Los chicos se ofrecieron a venir, ya lo dejé en claro porque sé la clase de personas que son. Es un tema que a mí se me escapa, por un tema de periodismo o no sé”.

 

“Los jugadores no vinieron porque lo decidí yo cuando supimos cuál era la situación puntual de cada uno. Lo mejor era que no vengan y eso no significa que la Selección no esté por encima de todo. Por eso no queremos que vengan jugadores con dificultades”, explicó sobre las bajas de Exequiel Palacios, Franco Armani, Gonzalo Martínez y Cristian Pavón, representantes de River y Boca que se ausentaron por lesión.