Sociedad Lunes, 15 de abril de 2019

Dramático: pacientes de riesgo del Central esperan con urgencia compra de desfibriladores

Desde el hospital y del Ministerio de Salud aseguran que la Nación no puede conseguirlos y las demoras son hasta 9 meses.

Por Analía Cuccia Baidal- acuccia@losandes.com.ar

Dependen de los aparatos para vivir. De ser desconectados mueren. Esa es la urgencia de cuatro pacientes que se encuentran internados en cardiología del Hospital Central desde 4 meses o más (en algunos casos) a la espera de desfibriladores automáticos internos (DAI). 

Estos desfibriladores son vitales para la atención de los pacientes considerados de riesgo. Tienen un costo de 1 millón de pesos cada uno. Por lo que, por no contar con este aparato, estas personas están aún internados en el nosocomio.

Un caso es el de Maria de los Ángeles Said, quien pudo dialogar con Los Andes sobre su situación “de vida o muerte”. Y “no es una frase hecha, es una realidad porque si me dan el alta me muero”, contó la señora de 55 años, quien antes de ser internada era empleada doméstica.

 

Said tiene dos hijos, una en Jujuy y el varón en Tierra del Fuego. “Ellos me están ayudando, llamando a Buenos Aires, porque desde el hospital me dijeron que el problema viene de la Nación”.

Fuente del hospital explicaron que “son aparatos muy caros que la Nación compraba y los mandaba. Pero los dejó de comprar”.

Sin embargo, tras presentar estos casos desde la Nación, desde el Ministerio de Salud de Mendoza argumentaron que la demora en la compra se debe a que los llamados a licitación a las empresas idóneas (3) están desiertas. Es decir, que ninguna se ha presentado. Por lo que la demora en adquirir los aparatos son excesivos. Y apuestan a una cuarta empresa para licitar”.

Por esta razón es que, de no tener pronta respuesta al respecto desde la Nación, será el hospital Central el que se hará cargo del gasto para estos pacientes de alto riesgo. Pero la llegada de los mismos no será en los próximos días, aseguraron.

“Entre los cuatro pacientes internado, hay uno que es de suma urgencia porque espera una cirugía abdominal y después otra para colocarle el implante del DAI”, confiaron desde el Central.

“Una paciente presentó un recursos de amparo, con todo el derecho. Pero nosotros desde hace meses que presentamos las urgencias a la Nacion, que es el que niega la cobertura”, afirmaron.

 

Y argumentaron: “Para nosotros significa un costo altísimo tener una cama ocupada en Unidad Coronaria. Pero nosotros tenemos que ampararlos y contenerlos, darle la atención que necesitan. No están en condiciones de irse. Por eso es que el Hospital Central comprará los DAI de a poco y se priorizarán los casos urgentes porque hay plazos que no podemos saltar”.

María de los Ángeles, que el próximo 20 cumple cuatro meses de estar internada, aseguró que sus médicos afirmaron la llegada de su DAI para el miércoles . Y sino, “antes de fin de mes te operan”.

“No tengo que decir nada de la atención de los profesionales, pero la burocracia que hay es paupérrima. Si me voy de acá lo hago por muerte súbita”.

Y agregó: “Al gobierno le sale mas caro tenerme en terapia, que comprar el aparato. Yo tengo paciencia pero me deprimo”.

Said contó que tiene cuatro by pass hechos, el último fue hace dos años. Pero se encuentra desamparada por no tener cobertura de obra social ni pensión alguna.

 

“El de arriba me dio varias oportunidades de vivir, pero esta es mas compleja porque no depende de mí”, concluyó María de los Ángeles, quien está internada en la habitación 404, cama 9, de Unidad Coronaria del hospital Central.

Por último, fuentes del Ministerio de Salud confiaron que “la provincia hizo el trámite por estos desfribiladores automáticos internos. Y desde la Nación, se llamó a tres licitaciones (cubriendo los pedidos de todo el país) y están desiertas aún. Por lo que harán un cuarto llamado”.

De no obtenerlos, será el propio hospital Central el que gestione la compra, aunque le significará pagar el doble por cada uno, aseguraron de Seguridad.