Sociedad Jueves, 15 de noviembre de 2018

Original protesta en Irlanda contra el machismo

Las irlandesas sacan las tangas a las calles y las redes sociales para protestar por la sentencia de un caso de violación.

Por Redacción LA

A principios de esta semana, un hombre de 27 años de Cork acusado de violar a una joven de 17 años fue absuelto por el Tribunal Penal Central de Irlanda. Según el acusado, la relación sexual, que tuvo  lugar en la calle, fue consentida. La víctima asegura que la forzó.

 

El jurado (formado por ocho hombres y cuatro mujeres) le ha creído a él. Pero lo que más ha indignado a la opinión pública es que se haya responsabilizado, una vez más, a la víctima. Elizabeth O’Connell, una de las abogadas que representaba al acusado, sugirió durante el juicio al jurado  que reflexionase sobre la ropa interior que llevaba la adolescente el día de la agresión: un tanga con encaje.

 
 

La respuesta al veredicto no se ha hecho esperar. Una de las más contundentes ha sido la parlamentaria Ruth Coppinger. El martes sacó, en plena sesión del Dáil (el parlamento irlandés), un tanga de encaje a modo de protesta.

 

"Puede parecer vergonzoso mostrar un tanga aquí, pero ¿cómo creen que se siente una víctima de violación o una mujer ante la incongruencia de que su ropa interior sea mostrada en un tribunal?", preguntó a sus compañeros.

 
 

Más tarde añadía en Twitter: "Escuché que las cámaras me evitaron cuando mostré esta ropa interior en el #Dáil. En los tribunales, la ropa interior de las víctimas puede pasarse de unos a otros como evidencia y eso entra en las reglas, de ahí la necesidad de mostrarla en el Dáil. Únete a las protestas mañana".