Turismo Domingo, 3 de febrero de 2019 | Edición impresa

Notting hill: cómo está 20 años después del estreno de la película

Era un barrio casi desconocido y se convirtió en uno de los lugares más “trendy” de la ciudad gracias al film.

Por CC

El barrio londinense de Notting Hill es famoso por el carnaval de agosto, uno de los más divertidos y coloridos que se celebran en Inglaterra, pero es mundialmente conocido gracias a una película romántica que en 1999 arrasó en los cines de todo el mundo: Notting Hill.

El film transcurre en este distrito de Londres, donde el propietario de una librería, interpretado por Hugh Grant, conoce a una famosa actriz estadounidense interpretada por Julia Roberts, y entre ellos surge el amor.

De eso ya hace 20 años, y se trata de una excusa más para ir a Londres y pasear por las elegantes calles del barrio y ver las casas victorianas multicolores que albergan lugares y rincones que nos recuerdan el film.

 

Empezaremos por el lugar más famoso de todos: The Travel Bookshop, la librería de viajes donde trabajaba Hugh Grant, pero The Notting Hill Bookshop (13-15 Blenheim Crescent) es la librería que de verdad inspiró la de ficción y se encuentra en 142 Portobello Road (ahora es una tienda de recuerdos). Se encuentran muy cerca una de la otra, a dos minutos caminado.

Podemos continuar el paseo hasta llegar a la puerta azul (280 Westbourne Park Rd), el hogar del librero en la ficción y donde los periodistas sorprenden a la pareja. En verdad, la casa fue propiedad del guionista de la película, Richard Curtis, y la puerta original se vendió en una subasta en Christie's. Luego fue sustituida por la que podemos ver actualmente.

Churchill. The Churchil Arms, pub en homenaje al ex primer ministro.

Seguimos hasta llegar a Portobello Road Market, uno de los mercados más conocidos de la ciudad que aparece en varias escenas. En un kilómetro se sitúan a diario 1.500 puestos de todo tipo, en los que se puede encontrar libros, vinilos, ropa vintage, flores, fruta fresca, joyas, muebles y food trucks. Además, hay que incluir la popular venta de antigüedades de los sábados. Una excelente manera de pasar la tarde y realizar algunas compras de recuerdo.

 

En el área hay varias zonas verdes, como Kensington Gardens, abiertos al público en 1841. Los jardines reales del Palacio de Kensington son un buen lugar para pasear y descubrir lugares tan encantadores como el Memorial de la princesa Diana de Gales, la estatua de bronce dedicada a Peter Pan, y un antiguo invernadero en el que se puede tomar un delicioso té inglés.

Pero los jardines que aparecen en el film son los de Rosmead, cerca de la calle con el mismo nombre, que no se pueden visitar porque son privados, y en la entrada se encuentra una placa con su nombre actual: Montpellier Garden.

También se pueden encontrar varios espacios de entretenimiento como el Gate Theatre, un pequeño teatro de apenas 75 butacas pero con una gran reputación en el que se fomentan a los nuevos talentos.

En la película aparece una sala de cine, The Coronet, en el 103 de Notting Hill Gate, que en 2010 se convirtió en una sala de teatro llamada The Print Room at the Coronet con un amplio programa de teatro, arte, danza y conciertos.

Un curioso edificio construido en 1887 como una iglesia, en ladrillo rojo y terracota, al que llaman The Tabernacle, es hoy en día un lugar de arte y entretenimiento: monólogos, música en vivo, bar y restaurante.

 

En este barrio, y aunque no aparezca en la película, se ubica uno de los museos más curiosos de la ciudad, Museum of Brands, Packaging and Advertising (2 Colville Mews). En él hay más de 12.000 artículos que trazan la evolución de la cultura de consumo (desde botellas y embalajes a juguetes o posters).

Tampoco hay que dejar de visitar una de los pubs famosos, The Churchill Arms (119 Kensington Church St), abierto desde 1750 y cuya fachada está siempre cubierta de flores y plantas (especialmente en primavera y verano), y dentro, se pueden encontrar objetos relacionados con Winston Churchill por todas partes, además de tener un cocina tailandesa de calidad y una de las cartas de cerveza ale más extensas del mundo.