Turismo Domingo, 23 de septiembre de 2018 | Edición impresa

Neuquén capital: polo de cultura en la meseta patagónica

Muestras de arte, museos que rescatan el legado de pueblos originarios y artesanos perfilan un original recorrido.

Por Cristian Sirouyan - CC

En su frenético avance en dirección al océano Atlántico, el torrentoso cauce del Limay se pliega al río Neuquén para dibujar una gruesa mancha verde en la estepa patagónica.

Las tierras prósperas regadas por las aguas que bajan de la cordillera bordean los límites de la ciudad de Neuquén, asentada desde 1904 sobre un tesoro de dimensiones todavía incalculables: el subsuelo es el inconmensurable resguardo de fósiles de dinosaurios y el legado de las primitivas culturas huarpe, mapuche y tehuelche.

Ese patrimonio del pasado aún latente, que los científicos se empecinan en desenterrar, estudiar pieza por pieza y dar a conocer, es el principal sustento de un circuito cultural e histórico trazado en el área céntrica de la capital neuquina.

 

Buena parte de las tradiciones de las etnias originarias es rescatada por la sociedad estatal Artesanías Neuquinas, que logró recuperar las técnicas de la actividad artesanal.

Tejidos en telar vertical -como las maravillas creadas por la comunidad mapuche Millain Currical-, alfarería -con las enigmáticas máscaras de arcilla roja de Christian Fuller a la cabeza-, tallas realizadas en plata, madera y piedra e instrumentos musicales revelan habilidades transmitidas por generaciones.

La identidad de los pobladores rurales y de minúsculos parajes del interior de la provincia se fusiona con los diversos estilos de arte moderno en los 120 puestos de la Feria Artesanal.

 

A lo largo de las dos cuadras de la avenida Argentina impregnadas por el aroma a sahumerios, manos expertas moldean objetos en cuero, lana, vidrio, cerámica, plata y piedra, sacan lustre a mates, cuchillos y sombreros y se apuran por colorear títeres antes de ofrecer un espectáculo callejero.

Los rodea una romería de artistas a la gorra, animados por el contagioso entusiasmo de vecinos y turistas de a pie.

Más motivos para llenarse los ojos y dejarse sensibilizar con imágenes que retratan esta vasta comarca ofrece la única sede del Museo Nacional de Bellas Artes inaugurada en el interior del país, un genuino motivo de orgullo que los neuquinos expresan sin alzar la voz.

Los nombres de peso que revelan las 300 piezas que componen la colección permanente -Goya, Durero, Tiziano, Xul Solar, Spilimbergo, Quinquela Martín, Fernando Fader y Prilidiano Pueyrredón, entre otras celebridades- se sumaron al aporte inicial de sus colegas Luis Tomasello -quien donó su mural “Atmósfera cromoplástica”- y Raúl Lozza -autor de la pintura al óleo “Los siete elementos”-, además de una escultura cedida por León Ferrari, la primera de las 28 atenciones que el artista plástico tuvo con el MNBA.

 

La profusión de formas, texturas y colores exhibida en el museo armoniza con los pasos exactos y los compases que irradia la milonga de los viernes a la noche en el Patio de Tango. También las melodías del Ciclo de Conciertos de los domingos sugieren la música más adecuada para enmarcar las valiosas gemas del museo.

Como un vasto escenario a cielo abierto, en cada rincón de Neuquén revive la fina estampa actoral de Alicia Fernández Rego, la mayor referente del teatro local, fallecida hace dos años. Una de las salas de la capital fue bautizada con el nombre de la creadora de los primeros elencos teatrales de la provincia. La impronta de la más reconocida docente, actriz, directora y dramaturga neuquina también sobrevuela los dos escenarios del espacio autogestionado La Conrado, un centro cultural y social creado con fines solidarios en 1927.

Las múltiples formas expresivas de los artistas del Comahue -la región que hermana a los neuquinos con sus vecinos de Río Negro- conservan otro sitio de referencia en la Sala de Arte Emilio Saraco, adaptada en el galpón de cargas que construyó en 1913 la compañía inglesa que administraba el Ferrocarril Sud.

En medio de la antigua traza de vías, durmientes y galpones de almacenamiento de frutas y verduras, el taller de máquinas levantado en 1901 cambió de rumbo más de un siglo después para albergar el Museo Municipal Gregorio Álvarez, un digno homenaje a un historiador, escritor, poeta y docente universitario que dedicó su vida a viajar a los parajes más inhóspitos con el propósito de difundir la cultura de su tierra.

Imperdible

Además de atraer con su circuito cultural, la cercana Ruta del Vino (en San Patricio del Chañar) y la costanera del río Limay, la ciudad de Neuquén brinda la posibilidad de espiar la Vía Láctea con telescopio en el Observatorio Astronómico más austral del mundo (y el único de la Patagonia), cuyo techo abovedado emerge entre la arboleda teñida de ocres del Parque Antonini.

 Cuando la noche se presenta con cielo despejado y sin viento fuerte se pueden apreciar nubes de polvo y gas llenas de estrellas, los nueve planetas, galaxias y los volcanes de Marte, los más grandes del sistema solar. La luna llena o en cuarto creciente y Saturno ofrecen las imágenes más impactantes de la visita guiada por un astrónomo. La Fundación Astronómica y Espacial del Hemisferio Sur proyecta un video documental y ofrece cursos y conferencias sobre astronomía, astronáutica, meteorología y espacio.

Mini guía 

- Cómo llegar. Desde Mendoza hasta Neuquén capital son 789 kilómetros por ruta. Desde Buenos Aires, Aerolíneas tiene de tres a seis vuelos diarios sin escala, de Aeroparque a la ciudad de Neuquén (2 hs.); ida y vuelta con impuestos, desde $ 2.051.
Bus semicama El Valle o Vía Bariloche desde Retiro (17 hs. a 18 hs. 30'), $ 1.330 ida; coche cama, $ 1.800. 

- Dónde alojarse. Hotel Del Comahue: habitación doble con desayuno, TV cable, wi-fi, estacionamiento y caja de seguridad, $ 3.715; triple, $ 4.465 (www.alvarezarguelles.com).

Hotel Neuquén Tower: habitación doble Superior, $ 4.674; incluye desayuno, wi-fi, TV cable, caja de seguridad, frigobar y radio despertador (www.neu quento werhotel.com.ar).

Hotel Land Express: habitación doble con desayuno, TV cable, wi-fi, cochera cubierta, gimnasio, sauna, pileta climatizada y caja de seguridad, $ 3.547; habitación triple, $ 3.812; cuádruple, $ 4.076 (www.landexpress.com.ar).

Hotel Huemul: habitación doble con desayuno, TV cable, wi-fi, secador de pelo y cochera (a tres cuadras), $ 1.950; triple, $ 2.800; cuádruple, $ 3.500 (www.huemulhotel.com.ar).

Hotel Casino Magic: habitación doble Standard con desayuno, TV cable, wi-fi, piscina climatizada, jacuzzi, gimnasio, caja de seguridad, estacionamiento, sauna y ducha escocesa, $ 3.630; habitación doble Superior con vista al jardín, $ 4.477; hab. doble Superior con vista a la pileta, $ 4.658 (www.casinomagic.com.ar).

Apart hotel Rivadavia 815: habitación doble con desayuno seco, caja de seguridad, TV cable y wi-fi, $ 2.100; habitación triple, $ 2.280; cuádruple, $ 2.480; estacionamiento cubierto, $ 300 (www.rivadavia 815.com.ar).

Residencial Inglés: habitación doble con wi-fi y cochera, $ 1.000; triple, $ 1.100; cuádruple, $ 1.200; aceptan mascotas (0299- 442-2252 / info.residencial.ingles @gmail.com). 

- Cuánto cuesta. Entrada a todos los museos de Neuquén capital, gratis.
Entrada al Observatorio Astronómico, $ 100. Abre todos los días de 20 a 1 (0299- 448-8679).