Más Deportes Miércoles, 16 de mayo de 2018

Mundial: dos entrenadores argentinos quedarán en la historia por un llamativo dato

Héctor Cúper (Egipto) y Juan Antonio Pizzi (Arabia Saudita) se cruzarán en el Grupo A y marcarán un registro único. Los detalles.

Por Redacción LA / Télam

El Grupo A de la Copa del Mundo Rusia 2018 tendrá un sabor especial para los argentinos, ya que por primera vez en la historia se cruzarán dos entrenadores compatriotas dirigiendo a seleccionados de otros países, como serán los casos de Héctor Cúper con Egipto y Juan Antonio Pizzi con Arabia Saudita, que compartirán zona con el organizador Rusia y el candidato a quedarse con el primer lugar, Uruguay. 

El equipo de Óscar Tabárez superó la fase de clasificación con gran tranquilidad después de sortear cuatro repechajes mundialistas previos (Corea-Japón 2002, eliminado para Alemania 2006, Sudáfrica 2010 y Brasil 2014), esta vez terminó en segundo lugar por detrás de Brasil y obtuvo el pasaporte sin problemas. 

Sin embargo, ahora que se acerca el Mundial, Tabárez tiene que tomar una decisión importante: ¿seguirá dependiendo del planteamiento atacante 4-4-2 que le ha dado tan buenos resultados hasta ahora o hará cambios? La clave de esta pregunta parece que estará en el relevo en el centro del campo. 

Federico Valverde (Real Madrid, cedido a Deportivo La Coruña), Mathías Vecino, (Inter de Milán), Nahitan Nández (Boca Juniors) y Rodrigo Bentancur (Juventus) son jugadores jóvenes y con mentalidad atacante que se han ganado un sitio en el equipo, obligando a Tabárez a optar por un estilo atacante, que también da más protagonismo a Luis Suárez y Edinson Cavani. 

Pese a ello, los partidos amistosos de noviembre, con ese nuevo planteamiento, finalizaron con un 0-0 contra Polonia y una derrota por 2-1 contra Austria, por lo que se esperan algunos ajustes antes de que empiece el Mundial.

En cuanto a Rusia, el técnico Stanislav Cherchesov llegó al cargo después de la decepcionante actuación en la Eurocopa de 2016, y en su año y medio en el cargo el ex arquero realizó muchas variantes.

Los principales cambios se han producido en defensa, donde el trío del CSKA Sergei Ignashevich, Vasily Berezutsky y el guardavalla Igor Akinfeev fueron los pilares. El arquero mantuvo su puesto, pero Vasin, también del CSKA; Kudryashov, del Rubin Kazan, y Dzhikiya, del Spartak de Moscú, juegan ahora con Cherchesov en un esquema con tres centrales en lugar de dos.

Cherchesov definió para el seleccionado anfitrión un sistema 3-5-2 del que quedó al margen Igor Denisov, el mejor mediocampista defensivo del país, que se enfrentó con el entrenador cuando ambos estaban en el Dynamo de Moscú. 

La defensa rusa es claramente más fuerte que la delantera. Cherchesov dispone de un amplio abanico de jugadores entre los que elegir. Al veterano Alan Dzagoev todavía le queda cuerda y Fyodor Smolov y Aleksandr Kokorin están en mejor forma que en 2017. 

Por su parte Arabia Saudita, que para los argentinos hará historia porque su entrenador, el rosarino Pizzi, será el primer técnico de esta nacionalidad en afrontar un partido inaugural de un Mundial (enfrentará al local Rusia el 14 de junio) después de que Adolfo Pedernera lo hiciera en Chile 1962, enfrentando al local como entrenador de Colombia.

Arabia Saudita es el equipo con peor ranking de los que se han clasificado, pero los partidos de los "Halcones Verdes" siempre mostraron equipos ofensivos, donde el sistema 4-3-3 que había impuesto desde Alemania 2006 el holandés Bert Van Marwijk se trasladó a otro argentino, Edgardo Bauza, después que se consumara la clasificación para Rusia y Van Marwijk se marchara a su casa. 

Pero con ese sistema que le era impropio el "Patón" duró solamente dos meses en el cargo, en el que condujo al equipo en en cinco amistosos antes de ser despedido tres días antes del sorteo de la Copa del Mundo, para ser reemplazado inmediatamente por Pizzi. Rosarino por rosarino. Los árabes tienen un equipo con algunas dosis de talento pero totalmente carente de experiencia internacional. 

Todo lo contrario ocurre con la selección de Egipto, a la que le cae bien replegarse, defender y contraatacar, características innatas de un entrenador como Héctor Cúper. De hecho, en 30 partidos solamente una vez le marcaron más de un gol.

A pesar de llevar a la selección nacional de ese país a la final de la Copa Africana, donde recibió solo dos tantos y tuvo un promedio de victorias del 63 por ciento, Cúper ha sido criticado por su estilo defensivo, que contrasta con la presencia en el equipo del máximo goleador de competencias europeas, el atacante del Liverpool Mohamed Salah.

El extremo goleador participó en siete de los ocho goles que convirtió el equipo en la clasificación a la Copa del Mundo, incluyendo el decisivo para esa conquista. Esto mejoró la imagen de Cúper.

El plantel de Cúper tiene una mezcla de juventud y experiencia, pero necesita trabajar más en la profundidad de los pases y conseguir un compañero para acompañar a Salah en la delantera. Su sistema preferido es el 4-2-3-1.

El enfrentamiento entre Pizzi y Cúper tendrá lugar el en la tercera fecha del Grupo A, el lunes 25 de junio, cuando jueguen Arabia Saudita y Egipto desde las 11 de Argentina (17 de Rusia), haciendo historia entre compatriotas dirigiendo a dos seleccionados de tan lejanas latitudes.