Política Sábado, 11 de agosto de 2018 | Edición impresa

El Gobierno dice que hubo un “desfalco” en la compra fallida del Metrotranvía

Es por la frustrada compra de duplas usadas en 2012. De 29 unidades solo se compraron 7, pero se realizaron pagos adelantados.

Por Juan Manuel Torrez - jtorrez@losandes.com.ar

“O corrupción o desfalco, pero tiene que haber responsables sobre el dinero que perdió la provincia”. Con esas palabras, Natalio Mema, secretario de Servicios Públicos, define las irregularidades con las que el gobierno de Francisco Pérez compró vagones usados a una empresa estadounidense para el Metrotranvía local. Según el cálculo oficial, Mendoza perdió una unos 100 millones de pesos, ya que solo llegaron 7 de las 29 duplas que habían encargado, y por las cuales se hizo un pago por adelantado.

Las irregularidades son varias, según Servicios Públicos. Desde un precio “elevadísimo” hasta errores en la licitación para contratar a la empresa que debía traer las duplas a la provincia. Ahora, el objetivo del Gobierno es que se determinen los responsables y que se recupere al menos parte del dinero que se invirtió en vano, por lo que pidió una acción de lesividad en la Justicia para que se termine de anular todo el contrato. 

El caso fue conocido a fines del año pasado pero aún no se toman medidas concretas, ya que está pasando de mano en mano entre los diferentes organismos de control del Estado. En diciembre de 2017, Servicios Públicos realizó un informe sobre toda la trama al ministerio de Gobierno y recayó en la Asesoría de Gobierno, con el objetivo de que se tomen acciones administrativas y judiciales. 

Sin embargo, esta semana la Asesoría de Gobierno lo envió a la Fiscalía de Estado, admitiendo que “podría haber existido un perjuicio patrimonial para el gobierno de la provincia”, pero se excusó diciendo que en caso de ordenarse un sumario administrativo para determinar responsabilidades “sería la última instancia de revisión” y que no le corresponde preopinar “para no violentar el hecho de defensa de quienes puedan ser responsables ante dicha investigación”. 

No obstante, Fiscalía de Estado todavía no avanza porque pidió a Servicios Públicos que envíe la documentación con el aval de la Asesoría Letrada del organismo; y también pidió la opinión de Asesoría de Gobierno. De esta manera, en los próximos días Mema se reunirá con abogados de Fiscalía de Estado para terminar de destrabar este proceso burocrático y avanzar con la investigación. 

 

Vicios en la compra

En 2012, durante el gobierno de Pérez, el Ministerio de Transporte, comandado por Diego Martínez Palau, compró 24 duplas usadas (más 5 gratis que estaban fuera de servicio para desguace) a la empresa Metropolitan Transit System (MST) de San Diego, California, por 5,6 millones de dólares. 

Sin embargo, esta compra no cumplía con las condiciones de importación por ser productos usados, por lo que la provincia necesitaba que el Gobierno nacional destrabara la operación con una excepción, tal como lo había hecho en 2011 con la primera compra de duplas que se realizó durante la gestión de Celso Jaque. 

Esto nunca ocurrió por la mala relación entre Pérez y la presidenta Cristina Fernández, por lo que solo llegó a Mendoza la primera tanda de duplas (2 operativas y 5 para desguace) en 2013, que estuvieron varadas en la aduana hasta hace pocos meses, luego de gestiones del Ejecutivo local para poder utilizarlas.

 

Además, Mema indicó a Los Andes que hubo un “sobreprecio altísimo” en la compra de las duplas, ya que cada una costó 225.000 dólares, “pero cuando MST las ofreció nuevamente -una vez caído el contrato- fue a 40.000 dólares, una suma mucho menor porque para ellos es chatarra”.

En tanto, las otras unidades nunca llegaron porque “no hubo recursos”, indicó el funcionario, lo que desencadenó la caída del contrato. Sin embargo, el problema para Mendoza surgió porque la gestión de Pérez pagó por adelantado 1 millón de dólares y también otros 2,4 millones de dólares del flete de las 29 duplas (casi la mitad del costo total) a Centauro SA, única empresa que se presentó en la licitación. 

Otro de los puntos oscuros de la compra es que Mendoza aceptó “todas” las condiciones de la empresa norteamericana, que pidió una eximición de responsabilidades en caso que el estado de los trenes no fuera el esperado por el Gobierno. De hecho, en el contrato se explicitó que MST no se haría responsable en cuanto a la “entrega, uso, cesión, posesión, no uso, control, operación, mantenimiento, seguro, prueba, condición, reparación, revisión, almacenamiento, sustitución, reemplazo, servicio, devolución y otra disposición de cualquier vehículo durante el plazo del contrato”.

Pero en Servicios Públicos observan más irregularidades, como la licitación del flete. Mema explicó que Centauro SA, que solo trajo 7 duplas, exigió el pago de “costos extra” porque en el contrato no se especificaba que debía desconectar las unidades, aprovisionarlas y alistarlas para traerlas, ya que la empresa estadounidense no se hacía cargo.

“Al final, con los pagos adelantados a MST y a Centauro nos terminó costando 357 mil dólares cada dupla, cuando nos la ofrecían mucho más barata, una locura. Queremos recuperar la plata que gastamos de más y encontrar a los responsables administrativos”, acotó Mema.

 

A Las Heras irán 4 duplas

El nuevo recorrido del Metrotranvía, que sumará 5,4 km a la traza al unir Capital con Las Heras, empezaría a funcionar a comienzos de 2019. 

Mema indicó que están en los “detalles finales” de la construcción y que circularán 4 nuevas duplas que están siendo adaptadas por técnicos locales. Actualmente funcionan 7, de las cuales una es de auxilio.